La guerrilla colombiana desató la creación de distintos grupos paralamilitares

Siempre en las zonas donde hay presencia guerrillera, en la periferia, existen grupos irregulares, financiados de muy diversas maneras. Así es Colombia.
La guerrilla colombiana desató la creación de distintos grupos paralamilitares

Pedro Szekely via Compfight

Seguimos con el análisis del drama colombiano que abrimos aquí en MUNDIARIO. En vista de la situación, en los años noventa se une un nuevo protagonista a este drama: Las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Son grupos paramilitares que se organizaron con el objetivo de hacer frente a la guerrilla y sacarlos de los territorios que controlaban.

Aunque la creación de las AUC se atribuye a los hermanos Castaño, quienes cansados de los abusos de los guerrilleros y en vista de la nula efectividad de las fuerzas del Estado, deciden tomarse la ley en sus manos y crear un ejército fuera de los límites legales, el paramilitarismo tiene otros antecedentes.

Siempre en las zonas donde hay presencia guerrillera, en la periferia, existen grupos irregulares, financiados fundamentalmente por terratenientes, comerciantes, por transportadores y por empresas petroleras o empresas eléctricas para proteger sus intereses de los subversivos.

Los campesinos también se organizaban para hacer la contra al acoso de las guerrillas, y algunos lo hacían de forma legal, como fue el caso de la Convivir, que fue una entidad creada por Álvaro Uribe Vélez cuando era gobernador de Antioquia, departamento ubicado entre las cordilleras central y occidental de Colombia, en donde se permitía a los hacendados organizarse en grupos armados para defenderse. Los narcotraficantes, así mismo, tenían grupos para atacar a los guerrilleros, ya cansados de las extorsiones y los secuestros. Todas estas fuerzas de unieron bajo el nombre de las AUC.

“¿Qué hacen las autodefensas? Las autodefensas sí pelean de frente a la guerrilla, y como estamos por fuera de la ley, combatimos por fuera de la ley también, mientras que el ejército no puede. En Colombia si un soldado se encuentra con un guerrillero, ¿cuál es la orden?, ¡quieto, manos arriba! Si el guerrillero no ha herido al soldado, el soldado no puede hacerle nada al guerrillero, y si el soldado mata al guerrillero, lo cogen derechos humanos y se ve en un problema”, expresa un ex paramilitar, que prefiere mantenerse en el anonimato. Por esa razón, muchas veces las AUC reciben ayuda de los altos mandos del ejército, quienes desde el punto de vista legal se ven atados de manos para actuar de manera más agresiva contra los grupos guerrilleros.

Las ráfagas de balas que rompen el silencio del llano provienen de un nuevo frente. Los habitantes de la región no solo sufren la guerra entre el ejército y la guerrilla, sino entre los grupos subversivos y los paramilitares, y esta última es, quizás, la más encarnizada. Según la fuente, gran parte del éxito que tienen los “paras” sacando a la guerrilla de las zonas donde se encuentran es gracias a la colaboración de la población. “Nosotros le decíamos a la gente, mire le vamos a dar este radioteléfono, cuando la guerrilla esté aquí atiéndalos, déles la comida, déles lo que sea, y usted tan pronto pueda comuníquese con nosotros con el radioteléfono e infórmenos que la guerrilla está aquí. Nosotros no vamos a hacer nada aquí, vamos a esperar que ellos se desplacen de su casa y los vamos a interceptar. Si ustedes nos ayudan a combatir esta guerrilla, lo que se le hayan comido ellos, nosotros se lo pagamos”.

Aun cuando algunas personas los apoyen, o se vean obligadas a apoyarlos, los grupos paramilitares se constituyen como la principal fuerza expulsora de población civil desde 1995, a raíz de la ejecución de masacres, asesinatos selectivos, torturas, amenazas e intimidación de personas que acusan de pertenecer o colaborar con grupos guerrilleros. Actuando de la misma forma que los grupos subversivos de izquierdas imponen un estado de guerra, en donde “quien no está con nosotros está en contra, y a esa persona le toca irse”.

(Continuará)

La guerrilla colombiana desató la creación de distintos grupos paralamilitares
Comentarios