La figura de las dos coronas, clave en las relaciones hispano-marroquíes

Escudos y banderas de Marruecos y España.
Escudos y banderas de Marruecos y España.
El Rey de España iniciará mañana una visita oficial a Marruecos. Juan Carlos I ha invitado a todos los ministros de Exteriores de la democracia e irán todos salvo Fernando Morán por razones de salud. Le acompañarán además los ministros de
La figura de las dos coronas, clave en las relaciones hispano-marroquíes

El Rey de España iniciará mañana una visita oficial a Marruecos. Juan Carlos I ha invitado a todos los ministros de Exteriores de la democracia e irán todos salvo Fernando Morán por razones de salud. Le acompañarán además los ministros de Industria, Fomento, Interior, Justicia y una veintana de empresarios, entre ellos el presidente de la patronal con quien preparó esta semana el viaje.

La relación entre la corona marroquí y la española viene desde lejos: Hassan II consideraba a Juan Carlos como su hermano, un hermano pequeño. A su muerte fue el monarca español quien asumió el papel del hermano mayor con su hijo, su majestad el Rey Mohamed VI.

Marruecos es un sólido socio y principal interlocutor de España con el mundo árabe. En una cena oficial dijo Mohamed VI en presencia de Juan Carlos: "Los profundos sentimientos de afecto que le guardo -dirigiéndose a Juan Carlos- y que usted siempre me ha correspondido calurosamente y con deferencia".

Juan Carlos ha pisado el acelerador dando a la visita trascendencia política, económica y cultural, de ahí que acuda con una nutrida representación de ministros, empresarios y rectores. También vendrá acompañado por los ministros de la democracia, un gesto hacia Marruecos para dejar clara la importancia estratégica que España le concede, pero también hacia dentro en una nueva llamada a los consensos. A este respecto declaraba hace dos días el príncipe de Asturias en una rueda de prensa televisiva: "Para España es una visita del mayor interés. Marruecos es un vecino que cada día está más próspero".

El primer socio comercial de Marruecos

España es el primer socio comercial de Marruecos y el Rey Juan Carlos se ha puesto como objetivo favorecer la adjudicación a las empresas españolas de infraestructuras, energías renovables o proyectos turísticos. De ello habló el monarca español con el presidente de la CEOE, Juan Rosell, que viajará acompañado de una veintena de grandes y sobre todo de medianas empresas, sumadas al proyecto del Rey. En una entrevista también televisiva el presidente de la patronal CEOE decía: "La figura del Rey es un elemento clave en las relaciones con los países árabes y en este caso concreto con la casa real marroquí por su relación histórica y fraternal. El papel del rey no acaba aquí, cada vez hay más capital del Golfo Pérsico que se invierte en el Norte de África y su figura puede jugar un papel  determinante no solo con Marruecos sino también con las monarquías del golfo y puede extenderse a las inversiones en países iberoamericanos".

Invertir en Marruecos es balón de oxigeno para muchas empresas españolas. En Marruecos hay 800 pequeñas y medianas empresas españolas, un mercado de 32 millones de habitantes al lado de España y que crece un 5% anualmente. España es el país que vende más a Marruecos y también el que más le compra. El pasado año los intercambios comerciales alcanzaron los 800 millones de euros. España mira a Marruecos pero desde aquí tampoco le perdimos de vista, con un mercado de 47 millones de consumidores.

Un millón de marroquíes en España

Casi un millón de marroquíes viven en España y unos 9.000 españoles residen en Marruecos, muchos de ellos a causa de la crisis que les dejo fuera de juego y vinieron a Marruecos para invertir.

España es el primer socio comercial de Marruecos y pretende que el español sea también la primera lengua extranjera. De momento, 17.000 estudiantes aprenden cada año el español en 6 centros Cervantes, a los que se suman 5.000 alumnos que lo hacen en 6 institutos y 4 colegios españoles. El interés va aumentando.

Por motivos comerciales, culturales y incluso familiares son cada vez más los marroquíes que se animan a aprender este idioma. El español es una asignatura que se imparte en colegios y universidades marroquíes, además de los 6 centros y 10 colegios españoles son los organismos que utilizan fundamentalmente los marroquíes para estudiar una lengua que en todo el país la hablan ya 6 millones de personas.

La figura de las dos coronas, clave en las relaciones hispano-marroquíes
Comentarios