El Kremlin ordena la salida de funcionarios franceses e italianos de Rusia

Vladímir Putin. / RT
Vladímir Putin. / RT

El Ministerio de Exteriores ruso ha declarado persona non grata a casi a varios trabajadores españoles, que deberán abandonar el país en los próximos siete días.

El Kremlin ordena la salida de funcionarios franceses e italianos de Rusia

Rusia ha expulsado a unos 27 diplomáticos y personal de la Embajada de España en Moscú y del Consulado General de San Petersburgo, al declararles persona non grata. El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, que citó este miércoles al embajador español Marcos Gómez Martínez en la capital rusa, ha anunciado que los trabajadores tienen siete días para abandonar el país.

Esta acción ocurre en represalia a una medida similar adoptada por la cartera de Exteriores española, después de que el 5 de abril anunciara la expulsión de unos 25 diplomáticos rusos en suelo español, por considerar que representaban “una amenaza para la seguridad” para España, después de que varios socios europeos habían hecho lo mismo.

Aunque también fue una medida de rechazo al descubrir presuntas vulneraciones tras el escándalo de la masacre de la localidad ucraniana de Bucha, donde cientos de cadáveres de civiles fueron descubiertos tendidos en las calles tras la ocupación rusa.

En ese entonces, la portavoz de Exteriores de Rusia, María Zajarova, había advertido de que España esperara una medida de respuesta diplomática por parte del Kremlin, al afirmar que “habría la correspondiente reacción”. La respuesta resultó casi idéntica, con un muy parecido número de funcionarios españoles expulsados del país de forma inmediata.

El embajador Gómez Martínez permanecerá en su puesto en Moscú, según dio a entender el ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel Albares, que había dicho que esperaba una decisión “simétrica o casi simétrica” y “recíproca” de parte de Rusia a la medida dada por España.

Rusia ordena la salida de funcionarios franceses e italianos

La expulsión de los diplomáticos españoles ocurre un día después de que Moscú anunciara la salida forzada de dos funcionarios finlandeses, y concuerda con la orden de expulsión contra otras legaciones europeas, específicamente contra Francia e Italia, que decidieron cesar las funciones de los diplomáticos rusos en sus territorios, como parte de una iniciativa de la Unión Europea (UE).

El embajador francés en Rusia, Pierre Levy, y su similar italiano fueron convocados igualmente por la cartera de Exteriores rusa este miércoles, donde se les comunicó la expulsión inmediata de 34 diplomáticos franceses y de otros 24 funcionarios italianos en represalia a las mismas medidas adoptadas por París y Roma.

El Gobierno francés comunicó su rechazo a la expulsión de su personal en Moscú, aunque justificó que París haya tomado la misma medida primero, convocada en medio de la condena internacional contra Rusia por su presunta comisión de crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad en el marco de su invasión a Ucrania.

Rusia ha decidido clausurar las sedes de los consulados de Letonia, Estonia y Lituania en San Petersburgo y Pskov, así como ha expulsado una gran cantidad de funcionarios de Bélgica y de Japón, por tomar medidas similares. Hasta la fecha, la expulsión de empleados rusos ha sido efectuada por Alemania, Austria, Bélgica, Canadá, Croacia, Dinamarca, Eslovenia, España, EE UU, Estonia, Francia, Grecia, Japón, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Montenegro, Noruega, Portugal, Rumanía y Suecia. @mundiario

El Kremlin ordena la salida de funcionarios franceses e italianos de Rusia
Comentarios