Buscar

MUNDIARIO

JxCAT retira una moción sobre la autodeterminación en apoyo al PSOE y ERC

El partido de Carles Puigdemont temía que el proyecto se convirtiera en una piedra en el zapato en las negociaciones de socialistas y republicanos.
JxCAT retira una moción sobre la autodeterminación en apoyo al PSOE y ERC
Eduard Pujol (centro), portavoz de JxCAT. / Twitter
Eduard Pujol (centro), portavoz de JxCAT. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

La negociación para una abstención entre ERC y el PSOE ha recibido un nuevo empujón de parte de Junts per Catalunya. El partido de Carles Puigdemont retiró una moción sobre la autodeterminación que se votaría este miércoles en el Parlament. De acuerdo a su portavoz, Eduard Pujol, la idea de esto es facilitar "la negociación sobre la investidura del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez". Pujol ha dicho que en la agrupación se temía que el PSOE malinterpretara" la votación y que se aferrara a ella para tomar una actitud reticente en las negociaciones con los republicanos.

La moción propuesta por los chicos e Carles Puigdemont exigía activas las iniciativas y compromisos que fueran necesarios a fin de pactar "una solución democrática al conflicto político entre Catalunya y el Estado español, que no puede ser otra que el ejercicio del derecho de autodeterminación a través de un referéndum". Este texto, que contradice, cómo no, las directrices y advertencias que ha enviado reiteradamente el Tribunal Constitucional, no se votará de momento, puesto que Pujol dejó la puerta abierta. "Es una decisión de oportunidad política, de interpretar que en Madrid hay unas negociaciones y que este debate podría generar complejidad o introducir elementos de complicación en este momento de las negociaciones", explicó.

Pujol explicó que esto no debe tomarse como una renuncia a la autodeterminación de parte de JxCAT. "Detrás de esta decisión solo hay predisposición", apuntó. Luego recordó que su partido también tiene cuentas pendientes con los socialistas.

La Generalitat no ha querido extenderse sobre el tema. Meritxell Budó, portavoz del Consell Executiu, alegó que las negociaciones se harán en el margen de los partidos políticos, por lo que se mantienen alejados por cuestión de prudencia. Budó también explicó que tras la investidura las negociaciones deberán ser entre los Gobiernos, el central y el catalán. También ha pedido a Pedro Sánchez que atienda las llamadas de Quim Torra, a quien le ha levantado un muro de silencio. @mundiario