Buscar

MUNDIARIO

JxCat exige la dimisión de Sánchez por su presunta “operación para proteger al rey”

La tensión política vuelve a colocar sobre la mesa el debate de la corrupción y el futuro económico de España con una nueva era sin la monarquía, que tiene al país polarizado justo en medio de una pandemia.
JxCat exige la dimisión de Sánchez por su presunta “operación para proteger al rey”
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el ex rey emérito de España, Juan Carlos I, padre del actual rey Felipe VI / Huffington Post.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el ex rey emérito de España, Juan Carlos I, padre del actual rey Felipe VI / Huffington Post.

La cultura política de autodeterminación, independencia y rechazo al sistema monárquico y socialista del Estado español es la ideología que prevalece en el accionar de uno de los sectores más radicales del país; la facción de partidos independistas de la convulsa región de Cataluña. Nunca han comulgado con Pedro Sánchez ni con el pseudosocialismo que la cúpula comunista en el poder (PSOE y Podemos) proponen como la panacea de la vida nacional, y eso ha quedado hoy más claro que nunca con un importante pronunciamiento.

Y es que a propósito de la agitada tensión política y social que actualmente sacude a España por el escándalo de corrupción en la Corona, la crisis económica y sanitaria derivada de la pandemia de coronavirus, así como el estado conmoción social latente que esa emergencia ha creado en un país declarado oficialmente en recesión -sin final cercano a la vista-, los catalanes han vuelto a avivar la confrontación retórica con la élite socialista del Palacio de la Moncloa (Madrid).


Quizás también te interese:

Constitucionalmente, no existe ninguna responsabilidad personal del Rey en España


La diputada del partido centro-nacionalista Junts pel Catalunya (JxCat) en el Parlamento catalán Elsa Artadi ha pedido hoy la "dimisión" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por su supuesto papel en la “operación de Estado ideada”, según ha denunciado, “para proteger al rey Juan Carlos y a la monarquía”.

Esto implica que, aunque no ha mostrado pruebas ni evidencias, el sector independentista de Cataluña busca instaurar una matriz de opinión enfocada en la caída de la monarquía bajo el argumento de que un sistema de ese tipo, donde hay focos de corrupción dentro del Estado con los recursos de la nación, no puede seguir determinando la configuración de la administración económica y política de un país como España, donde una buena parte de la población aboga por una transición histórica hacia la forma federal de una República presidencialista con centro en el poder civil sin la intromisión ni la existencia de los designios, privilegios y sistemas de control de la Corona sobre cada ámbito de la vida nacional.

Sánchez y la nula transparencia de la Corona

En una entrevista con la agencia EFE, Artadi ha afirmado que “ni Sánchez ni nadie de su Gobierno está dando explicaciones sobre el paradero del rey emérito ni sobre cómo ha salido de España”.

Esta agitación discursiva podría convulsionar aún más la escena pública de la política nacional justo en medio de una crisis en la que Sánchez enfrenta críticas de la oposición por su cuestionada gestión de la pandemia, una notoria falta de consenso que tiene los Presupuestos 2021 atascados en el Congreso, y ahora, una trama de corrupción que indirectamente lo salpica por su hermetismo y férrea postura de defensa al jefe del Estado y a la Corona pese a la poca o nula rendición de cuentas del rey Felipe VI y de su fugitivo padre, el rey emérito Juan Carlos I, un contexto que coloca al presidente del Gobierno en una situación comprometedora casi cercana al dilema de perder votos y apoyos para su reelección en los comicios de 2021 por apoyar a la Corona o mantenerse en el poder alineándose con el clamor civil de un referéndum sobre la continuidad o disolución de la monarquía en España. @mundiario