Buscar

MUNDIARIO

La justicia peruana ordena prisión preventiva para la exalcaldesa de Lima por el caso ‘Odebrecht’

La fiscalía acusa a Susana Villarán de la Puente de recibir diez millones de dólares de la constructora brasileña para financiar sus dos campañas electorales en el 2013 y 2014.

La justicia peruana ordena prisión preventiva para la exalcaldesa de Lima por el caso ‘Odebrecht’
La exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, en la audiencia que decidió su prisión preventiva. / Twitter
La exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, en la audiencia que decidió su prisión preventiva. / Twitter

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Segundo Enfoque de Argentina. Fue reportero en Radio Libertad y de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú. Es uno de los fundadores de la revista cultural Kanan. @mundiario

El caso Lava Jato tiene una nueva protagonista que agudiza más la crisis de la política peruana: Susana Villarán. La exalcaldesa de Lima fue recluida ayer en un penal de la capital del país sudamericano para que cumpla un año y medio de prisión preventiva. El Equipo Especial del Ministerio Público acusa por los delitos de corrupción y lavado de activos a Villarán de la Puente, quien habría recibido diez millones de dólares de las constructoras brasileñas Odebrecht y OAS para financiar sus dos últimas campañas electorales: la no revocación de su cargo en el 2013 y la reelección en la alcaldía de Lima en el 2014.

El juez José Luis Tamariz dispuso la medida judicial contra la exautoridad edil para evitar, básicamente, que obstruya la investigación fiscal que se le sigue por los cargos de asociación ilícita para delinquir, cohecho y lavado de dinero. “Se ha advertido en la imputada Susana Villarán peligro de obstaculización y ocultamiento de prueba, y se ha encontrado un comportamiento continuo de faltamiento a la verdad”, señaló el magistrado. Con esta decisión se varió la medida restrictiva que pesaba sobre Villarán de la Puente: tenía impedimento para abandonar el Perú por 18 meses.

“Tomamos la decisión José Miguel Castro y yo de procurar y aceptar los fondos de campaña”, dijo Villarán en una entrevista a una emisora local el último sábado. La exalcaldesa de Lima reconoció así la tesis del Ministerio Público respecto a que los fondos que se utilizaron en las campañas contra su revocatoria como autoridad edil en el 2013 y su posterior reelección en el 2014 habían sido entregados por Odebrecht y OAS. Ambas empresas brasileñas tuvieron contratos como concesionarias de los peajes Vías Nuevas de Lima y Rutas de Lima durante la Administración de Villarán.

“Fue un gran error y, por eso, pido perdón”, agregó la exalcaldesa en la misma entrevista radial. El reconocimiento de los aportes ilícitos para las campañas políticas, sin embargo, no cambió la petición del Ministerio Público en la audiencia del último martes. La fiscal Ángela Zuloaga señaló que la exalcaldesa de Lima solo ha reconocido cuatro de los diez millones de dólares  recibidos de Odebrecht y OAS. Además, agregó que probablemente parte de ese dinero aún sigue en poder de algunos exfuncionarios de la Municipalidad de Lima.

Sobre el caso de Susana Villarán también se dictó ayer una nueva orden de prisión preventiva por un año y medio contra José Miguel Castro, quien fue uno de sus colaboradores más cercanos. El exfuncionario había negado –en reiteradas oportunidades a la prensa y a los fiscales del caso Lava Jato– que recibió dinero de Odebrecht y OAS. Sin embargo, las declaraciones de los exejecutivos de ambas empresas en abril  terminaron por sindicarlo como el que solicitaba el dinero para financiar las campañas que buscaba evitar la destitución de la alcaldesa en 2013 y para su reelección en 2014. Castro no pudo aportar pruebas que lo exculparan de toda responsabilidad.

Antes de que sea recluida en prisión, Villarán de la Puente tuvo una trajinada carrera política. Tras la caída del régimen de Alberto Fujimori en el 2000, el Gobierno de transición de Valentín Paniagua la nombró ministra de la Mujer y Desarrollo Social. Luego, en el 2006, tentó la presidencia de la República sin éxito con la alianza de izquierdas Concertación Descentralista. Recién en el 2010 lograría con el partido Fuerza Social ganar la alcaldía de Lima. La última participación de la política fue cuando integró la plancha presidencial del exministro Daniel Urresti en las elecciones generales del 2016.

De las 40 pesquisas que tiene el Ministerio Público por la trama Lava Jato, el caso de Susana Villarán tiene pruebas más detalladas. Es así que el pedido de prisión preventiva para la exalcaldesa de Lima resulta ser paso más en la investigación para desentrañar la corrupción en las licitaciones públicas que se adjudicaron las empresas brasileñas en el país sudamericano.

Cabe mencionar que los expresidentes Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011), Ollanta Humala (2011-2016), Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) y la lideresa opositora Keiko Fujimori se encuentran incluidos en el caso Lava Jato. Un panorama crítico que evidencia más el desprestigio de la política peruana. @mundiario