Buscar

MUNDIARIO

La Justicia peruana dicta 36 meses de prisión preventiva para el expresidente Pedro Pablo Kuczynski

El Poder Judicial de Perú alarga el período de tiempo que el expresidente pasará en la cárcel mientras continúan las pesquisas por su supuestos vínculos con la constructora brasileña Odebrecht.

La Justicia peruana dicta 36 meses de prisión preventiva para el expresidente Pedro Pablo Kuczynski
Pedro Pablo Kuczynski, expresidente de Perú. / Twitter.
Pedro Pablo Kuczynski, expresidente de Perú. / Twitter.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

Las autoridades peruanas investigan al expresidente Pedro Pablo Kuczynski, de 80 años, por supuesto “lavado de activos con agravante de pertenencia a organización criminal” cuando fue ministro durante el gobierno del expresidente Alejandro Toledo, entre 2001 y 2006.

Ahora, el Poder Judicial de Perú ordena 36 meses de prisión preventiva contra el exmandatario. La causa forma parte de la investigación por el caso de corrupción con la constructora brasileña Odebrecht, en el que se han visto implicados cuatro expresidentes del país.

PPK, como es conocido popularmente, ya estaba en prisión cumpliendo con una medida cautelar que le imponía 10 días de cárcel. Pero parte de ese arresto preliminar lo pasó en una clínica de Lima por presentar problemas cardiacos.

La Fiscalía maneja la hipótesis de que PPK habría ayudado a concretar un acuerdo entre Toledo y Odebrecht para adjudicarle a la empresa la construcción de los tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica.

En 2017, la compañía brasileña aseguró que había pagado 4,8 millones de dólares a Westfield Capital y First Capital, firmas vinculadas a PPK, a cambio de asesorías. Algunos de esos pagos ocurrieron cuando el exmandatario era ministro del Gobierno de Toledo, también investigado por las autoridades. PPK sigue defendiendo su inocencia, aunque el pasado 2018 se vio en la obligación de renunciar a la presidencia de Perú por sus vínculos con Odebrecht. @mundiario