Junts per Catalunya acusa a ERC de haberle dado una puñalada por la espalda

Laura Borràs (centro) acompañada de Miriam Nogueras y Josel Lluís Cleries. / Twitter
Laura Borràs (centro) acompañada de Miriam Nogueras y Josel Lluís Cleries. / Twitter
El partido del Govern asegura que, de aprobar su abstención para investir a Pedro Sánchez, los republicanos darán un serio revés al independentismo.
Junts per Catalunya acusa a ERC de haberle dado una puñalada por la espalda

Justo al final del tiempo reglamentario, Junts per Catalunya ha disparado contra el futuro Gobierno de coalición y contra Esquerra Republicana. El partido de Carles Puigdemont ha advertido de los potenciales riesgos de uno y otro tema. Mediante Laura Borràs, su líder en el Congreso, la agrupación ha dicho que la política prácticamente entra a una "cita a ciegas", aduciendo después que los suyos no saben las condiciones que ERC dio para su abstención.

“Una mesa en la que no ha participado una parte del Govern no nos interpela. Siempre hemos dicho que en la solución tienen que estar todos los actores. ¿Se imaginan si esto hubiera sido al revés, que Junts per Catalunya hubiera llegado a un acuerdo sin contar con sus socios?”, cuestionó la diputada, quien se presentó ante los medios de forma urgente y escoltada por la plana mayor de los diputados de la bancada tanto en la Cámara autonómica como la nacional.

Al ser abordada sobre la diferencia del instrumento de negociación que pactaron ERC y el PSOE y los llamados de su partido para un diálogo, Borràs dijo que Quim Torra fue quien intentó extender el puente con Madrid, pero Pedro Sánchez "no le coge el teléfono". El partido que encabeza el Govern emitió una propuesta de diálogo en la que se incluía a un mediador internacional y que se permitiera a Puigdemont y demás líderes fugados de la justicia ser interlocutores del mismo.

Los neoconvergentes entienden el proceder de ERC como una forma de sesgar al independentismo en Madrid. "Los acuerdos en solitario nos hacen perder la oportunidad de mantener la hoja de ruta que nos llevó a celebrar el 1-O”, criticó. Marta Vilalta, portavoz de los republicanos, dijo el lunes que el foro de diálogo era "un instrumento de país", algo que los separatistas debían aprovechar sí o sí. Borràs le hizo la plana al explicar que con su abstención, la esquerra "aboga por una España fuerte y cohesionada", que es lo que dicta el acuerdo de Gobierno del PSOE con Unidas Podemos. "Esto no deja espacio para el ejercicio de la autodeterminación", atacó.

Luego, acusó de no conocer mayores detalles de lo que han hecho socialistas y republicanos salvo por los informes de los medios de comunicación para después amenazar con consecuencias si la Generalitat considera nocivos para sus intereses el resultado de lo que pacten el PSOE y ERC. Como sea, tampoco quiso descartar que Quim Torra se presente a la mesa de negociación.

Por si fuera poco, también acuso al partido de Oriol Junqueras de haberles dado la puñalada por la espalda. "No parece una muestra de respeto ni de lealtad con el presidente Torra", criticó. También recordó que un acuerdo de ese tamaño no pasaría jamás el filtro del Parlament, pues no hay mayoría independentista como para aprobar aquella mesa de diálogo.

Otro frente abierto

Pero los golpes a ERC le han caído también desde la Asamblea Nacional Catalana, organización independentista encargada de organizar manifestaciones en la Diada. La ANC apeló "a la reflexión de las bases" de ERC para evitar a como de lugar el pacto con los socialistas, en palabras de su líder Elisenda Paluzie.

Paluzie cree que el acuerdo "pone en riesgo la unidad del independentismo". La asamblea considera que la negociación hace ver mal al secesionismo ante la comunidad internacional, ya que "denunciamos y a la vez negociamos con aquellos de los que decimos que están vulnerando tus derechos". De paso, aseguró que esto puede dar a entender que el conflicto en Cataluña se ha solventado, cuando, dice, no es así. @mundiario

Junts per Catalunya acusa a ERC de haberle dado una puñalada por la espalda
Comentarios