Juncker vuelve a expresar el máximo apoyo a Rajoy en la situación catalana

Mariano Rajoy junto a Jean-Claude Juncker. / RRSS
Mariano Rajoy junto a Jean-Claude Juncker. / RRSS

El jefe de la Comisión Europea insiste en que el separatismo debilita a una Europa unida. Juncker no ha dejado de manifestar su apoyo al Gobierno español. 

Juncker vuelve a expresar el máximo apoyo a Rajoy en la situación catalana

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, concedió una entrevista a El País en la que respaldó el manejo de la crisis catalana de parte del Gobierno de Mariano Rajoy. "Como presidente de la Comisión, apoyo la posición del Gobierno español. ¿Y sabes por que? Porque estoy a favor de quién respeta la ley", dijo Juncker. "La UE se basa en el estado de derecho, y lo que mis amigos catalanes han hecho es todo lo contrario: violar la ley".

Juncker afirmó que no tuvo "un solo contacto personal" con el derrocado presidente catalán Carles Puigdemont, quien enfrenta cargos de rebelión y sedición en su país por declarar unilateralmente la independencia de Cataluña. El expresident ha buscado refugio en Bruselas. Después de que los líderes catalanes declararan la independencia, España afirmó el control directo en Cataluña y disolvió la asamblea regional. Las nuevas elecciones regionales se llevarán a cabo el próximo mes.

A principios de este mes, Juncker rechazó "cualquier forma de separatismo que debilite a Europa y amplíe aún más las fisuras existentes" en un discurso en la Universidad de Salamanca que contó con la presencia del presidente del Gobierno español. Juncker advirtió a los catalanes contra el secesionismo. "La historia enseña que no se deben cultivar los caprichos regionales y oponerlos a la identidad nacional", dijo a El País. "Esa no es la forma de luchar por la identidad".

La situación catalana ha puesto a la Unión Europea y a sus miembros en una posición incómoda. El bloque defiende los derechos democráticos fundamentales, algo que incluye la libertad de los individuos para votar. Pero si bien la Unión Europea es un grupo de estados democráticos, es también antes que nada, una unión de estados soberanos. El bloque es muy cauteloso al evitar alentar fuerzas separatistas que amenacen con desgarrar la estructura misma del bloque.

No es la primera vez que la Unión se topa con una situación así, por ejemplo, en los Balcanes, la UE logró negociar un acuerdo importante en 2013 que permitió a Serbia y Kosovo normalizar sus relaciones. También intervino en medio de una crisis política en Macedonia en 2015 tras las revelaciones de que el gobierno había interceptado ilegalmente a figuras de la oposición. Pero la UE no tiene ahora mismo ni ganas ni fuerza para mediar o discutir la aparición de un nuevo Estado, y es por esta razón que la posición de sus funcionarios no cambiará en el futuro. @mundiario

Juncker vuelve a expresar el máximo apoyo a Rajoy en la situación catalana
Comentarios