La jueza descarta delito de odio en el apaleamiento al muñeco de Sánchez

Muñeco de Pedro Sánchez apaleado en Ferraz. / RR.SS
Muñeco de Pedro Sánchez apaleado en Ferraz. / RR.SS
La magistrada considera que se trata de un “acto festivo” realizado en un ambiente propio de la Nochevieja y que su forma no corresponde con la descripción física del presidente del Gobierno.
La jueza descarta delito de odio en el apaleamiento al muñeco de Sánchez

En un reciente fallo judicial, el Juzgado de Instrucción Número 26 ha determinado que el apaleamiento de un muñeco con la figura del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cerca de la sede del PSOE en Ferraz durante la Nochevieja no conllevará, por ahora, consecuencias legales para los autores de los hechos. La jueza Concepción Jerez ha dictaminado que estos actos, parte de las protestas ultras que se llevan a cabo cerca de la sede federal del partido desde noviembre, no constituyen un delito de odio y están protegidos por la libertad de expresión.

En los hechos ocurridos durante una de las protestas diarias, los manifestantes golpearon una piñata que representaba a Pedro Sánchez. Aunque en el acto se profirieron expresiones ofensivas, la jueza considera que se trata de un “acto festivo” realizado en un ambiente propio de la Nochevieja y posiblemente después del consumo de alcohol. El auto señala que el muñeco no reproducía la imagen del presidente del Gobierno según su descripción y, por lo tanto, no constituye una infracción penal.

La resolución judicial sobresee y archiva el caso, a pesar de que el PSOE, que llevó los actos a la Fiscalía, planea recurrir la decisión. Durante el apaleamiento, los manifestantes expresaron consignas ofensivas y, tras la destrucción del muñeco, recogieron los restos del suelo diciendo "son las entrañas de Sánchez".

La jueza argumenta que colgar o quemar la representación de una figura pública está protegido por la libertad de expresión según el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Además, la resolución indica que no se puede vincular a los participantes con una ideología en particular, lo que dificulta considerar que expresan odio hacia otro grupo.

El PSOE presentó la denuncia

A pesar de la controversia y la denuncia presentada por el PSOE, el fallo destaca que las expresiones emitidas durante el apaleamiento "no deben ser perseguidas" y, aunque puedan considerarse desagradables, no constituyen delito.

El partido socialista presentó una denuncia ante la Fiscalía General del Estado en enero, pidiendo una investigación sobre los responsables de la protesta, que considera parte de una campaña violenta para poner a los socialistas "en la diana". La Fiscalía de la Audiencia Nacional inició una investigación preprocesal en enero, pero la jueza Jerez abrió su propio caso al recibir un atestado policial por reparto.

Este fallo refleja las tensiones políticas y sociales en España, donde las protestas y manifestaciones han sido recurrentes en los últimos meses, y donde las interpretaciones sobre la libertad de expresión y el límite de las expresiones ofensivas generan debates y conflictos legales. @mundiario

Comentarios