Un juez federal bloquea la ley de Trump para prohibir las ciudades santuario en Texas

Protesta de una niña contra  proyecto de ley que pretende prohibir las ciudades santuario. Twitter
Protesta de una niña en Texas contra el proyecto de ley que pretende prohibir las ciudades santuario. / Twitter

La orden que ha sido frenada pretende que todas las autoridades de la ciudad se dediquen a perseguir a los inmigrantes sin papeles del país.

Un juez federal bloquea la ley de Trump para prohibir las ciudades santuario en Texas

Un juez federal de San Antonio, Texas, ha decido poner freno a una de las más grandes pretensiones de Donald Trump: criminalizar las llamadas “ciudades santuario”. El magistrado, Orlando García, ordenó este jueves paralizar la ley dictada por el mandatario republicano que busca promover que todas las fuerzas del orden estén dedicadas a perseguir a los inmigrantes sin papeles del país.

La norma bautizada bajo el nombre de ley SB4, debía entrar en vigor este viernes 1 de septiembre en el estado sureño, pero según García, es necesario estudiar a fondo la constitucionalidad de la misma, por lo que ha decidido no ejecutarla, al menos de momento. Según el juez existe “evidencia contundente de funcionarios locales, incluyendo a elementos del orden público, de que la SB4 podría dañar la confianza pública y provocar que las comunidades y vecindarios sean menos seguros”. Así lo ha dejado plasmado en su falló de 94 páginas, en el que además advierte sobre el riesgo de que “las localidades sufran consecuencias económicas que por consiguiente dañarían al estado de Texas”, según cita el diario El Nuevo Herald.

La polémica orden de Trump había sido aplaudida por su gobierno, mientras el colectivo de defensores de los derechos de los inmigrantes la había condenado, lo cual llevó a un conflicto que quedó en evidencia cuando los detractores entablaron una demanda, escudándose en el argumento de que esta norma “violaba la Constitución de Estados Unidos”. Al final, el fallo del magistrado Garcia les dio la razón, y al menos de momento, el escandaloso sueño del Presidente norteamericano no podrá ser llevado a cabo.

Entre otras cuestiones, la ley SB4 pretende obligar a las autoridades locales de todo el estado a que trabajen junto a los agentes federales de inmigración en la tarea de indagar el estatus migratorio de cualquier persona. Así mismo, deja claro que aquellas autoridades que no cumplan con esta premisa deberán ser multados con entre 1.000 y 25.000 dólares, e incluso, podrán enfrentar cargos penales por no cumplir con las solicitudes federales de retención, o ser destituidos de sus puestos.

Esta nueva decisión judicial supone un revés en torno a la medida adoptada por Trump, y aunque no es definitiva, representa una victoria parcial para la decena de condados y ciudades que se han incluido en la demanda por frenar la SB4, entre los que destacan las cuatro ciudades más grandes de Texas: San Antonio, Austin, Houston y Dallas. “Esto es una gran victoria para nosotros, pero es el primer paso en esta larga pelea por los derechos de nuestra comunidad en Texas”, declaró Roger C. Rocha, el presidente de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), según cita la agencia oficial Efe.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.

 

Un juez federal bloquea la ley de Trump para prohibir las ciudades santuario en Texas
Comentarios