Buscar

MUNDIARIO

Un juez federal autoriza la liberación de Lula da Silva luego de 19 meses

El expresidente de Brasil y sus abogados han echado mano de un recurso autorizado por el Tribunal Supremo y vuelve a estar en libertad.
Un juez federal autoriza la liberación de Lula da Silva luego de 19 meses
Lula da Silva. / Twitter
Lula da Silva. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Luiz Inácio da Silva ha sido liberado de prisión este viernes tras haber pasado un año y siete meses tras las rejas. El expresidente de Brasil ha abandonado el recinto acompañado de sus más fieles seguidores en el Estado de Curitiba. El Tribunal Sumpre había decidido el jueves revocar un criterio establecido hace tres años, mediante el cual los condenados ingresarán a prisión solamente cuando la sentencia sea firme, mas no cuando sea en segunda instancia. Apenas un día después, se ordenó su egreso de prisión.

Los abogados defensores del expresidente realizaron la mañana de este viernes una solicitud de puesta en libertad inminente. Danilo Pereira, juez federal, dio por bueno el recurso de la defensa de da Silva y autorizó que éste abandonara la prisión. Al salir del reciento, se dio la oportunidad de ofrecer un discurso en una tarima improvisada frente al edificio de donde salió. Su siguiente paso será ir al Estado de São Paulo, donde le espera su familia.

"Queridos compañeros y queridas compañeras, no saben lo que significa que yo esté aquí con ustedes. Toda mi vida he estado hablando con el pueblo brasileño y no pensé que hoy estaría aquí", proclamó tras salir del encarcelamiento. "Quiero que todos sepan que Moro no encarceló a un hombre", prosiguió como alusión al exjuez Sérgio Moro, uno de sus acérrimos rivales políticos y judiciales, "quisieron encarcelar una idea y las ideas no se encierran, no se matan".

Su puesta en libertad traerá sin duda consecuencias políticas en el país. El patriarca del Partido de los Trabajadores (PT) y su caso es uno de los grandes parteaguas de Brasil, pues tiene seguidores y detractores a partes iguales. Son sus fieles, sin embargo, los que más musculo han demostrado, pues se congregaron desde el primer día de los 580 que pasó en la cárcel a las afueras de ésta y lo saludaron en cada uno de ellos con un "Buenos días, presidente".

El actual presidente, Jair Bolsonaro, no ha comparecido sobre este tema, o al menos no deliberadamente, pues tan solo se ha limitado a felicitar a Sérgio Moro, quien es hoy su ministro de Justicia, por la labor en su combate a la corrupción. @mundiario