Buscar

MUNDIARIO

Un juez autoriza de nuevo las multas en Madrid Central y deja tocado al PP

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo indica que el recurso presentado por la nueva Administración municipal no procede y el proyecto de Manuela Carmena se mantiene en pie.

Un juez autoriza de nuevo las multas en Madrid Central y deja tocado al PP
Señalización en Madrid Central.
Señalización en Madrid Central.

El Partido Popular se ha llevado un duro golpe este martes en su ofensiva contra el gran legado de Manuela Carmena. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 24 de Madrid ha vuelto a poner en marcha las multas en Madrid Central luego de haber escuchado a las partes. Los magistrados justifican esta decisión en que "la existencia de deficiencias en el sistema de multas debe ceder ante la protección a la salud y al medio ambiente". En otras palabras, las sanciones en esta zona seguirán por el bien del medio ambiente, precisamente la idea detrás del proyecto que dejó la administración municipal anterior.

El auto del tribunal reza que José Martínez-Almeida, nuevo alcalde de la capital, no presentó ningún proyecto que justificara la erradicación de Madrid Central. Por ello, prosigue, no es posible erradicar las multas en la zona. "Ante una medida dirigida a la protección del medio ambiente, como es Madrid Central, el acuerdo municipal (que la suspendía) no ofrece ninguna alternativa para suplir la supresión de la zona de bajas emisiones, ni justifica tampoco que la misma haya sido ineficaz o haya producido un daño mayor del que trataba de evitar en el plano medioambiental".

Como parte de la misma resolución, el juez encargado también apunta que "la protección a la salud y al medio ambiente son principios que deben regir la actuación de los poderes públicos, y en este caso es exigible en mayor medida dado que se está suprimiendo una actuación tendente a proteger ambos bienes constitucionales, sin ofrecer alternativas ni medidas opcionales".

Así, el auto prosigue explicando que la Administración de Martínez-Almeida "cuenta con medios suficientes para depurar las anomalías que puedan producirse en un procedimiento sancionador y para ello no es imprescindible eliminar la vigencia de la zona de bajas emisiones, sin perjuicio de que tales deficiencias deben ser corregidas lo antes posible para que el sistema funcione con todas las consecuencias, incluida la sanción al infractor".

Madrid-Central es una zona en la que la Administración de Manuela Carmena había limitado el tránsito de vehículos a fin de disminuir las emisiones y de convertirla en un pulmón para la capital. Desde la campaña, el Partido Popular había disparado con bala en este tema y nunca ocultó que era uno de los grandes blancos de su gestión. Al no más tomar posesión, el PP, en colaboración con Ciudadanos, empezaron a hacer los trámites para desmantelar este proyecto, lo cual despertó sendas reacciones entre los madrileños, quienes ven a Madrid Central como algo necesario para la protección ambiental.

El proyecto, de hecho, también ha recibido buenas reseñas de parte de la Unión Europea como parte de su presión para cumplir los objetivos medioambientales trazados hace algunos años. Este revés deja en una situación incómoda a Martínez-Almeida, quien en apenas un par de semanas de gestión ya ha recibido una negativa contundente ante una de sus grandes promesas de campaña. @mundiario