Un juez archiva querella por genocidio contra el polisario Brahim Gali

Brahim Gali, jefe del Frente Polisario. / RRSS
Brahim Gali, jefe del Frente Polisario. / RRSS

El magistrado Santiago Pedraz ha considerado los hechos de los que se le acusa a Gali estarían prescritos y que los testimonios son contradictorios.

Un juez archiva querella por genocidio contra el polisario Brahim Gali

El instructor de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha desestimado una querella presentada por la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Huamos, contra el jefe del Frente Polisario, Brahim Gali, y que consistía en atribuirle delitos de genocidio contra ciudadanos saharauis entre 1975 y 1990.

La decisión se ha conocido este jueves en una nota de prensa emitida por el órgano judicial, donde se constata que el juez Pedraz ha considerado que “los hechos estarían prescritos y que no se ha acreditado la comisión del delito de genocidio, así como que los testimonios de los testigos contradicen las afirmaciones de la querella”.

La querella fue presentada en el año 2008 contra Gali y otros 13 militares marroquíes señalados por asesinato, lesiones, detención ilegal, torturas y desapariciones.

El juez Pedraz ha explicado en su escrito que, “en virtud del Código Penal vigente (el de 1973) en la época en las que se cometieron los hechos, los delitos estarían prescritos al haber excedido los 20 años previstos en la ley”.

Según la declaración de Pedraz, lo que se denuncia en las querellas de la Asadeh, “no integran todos los elementos” que requiere la tipología delictiva de genocidio y explica que “la intención conjunta que guía según la querella a los asesinatos y torturas a los disidentes de destruir total o parcialmente el propio grupo nacional al que pertenecen. No hay rastros de esos subgrupos en los que dividen al Pueblo Saharaui según su localización geográfica”, explica.  

Pedraz, es el mismo juez que interrogó en el mes de junio pasado a Gali cuando compareció ante la Audiencia Nacional en una videoconferencia y donde finalmente se aprobó su salida de España luego que éste negara todas las acusaciones que se le hicieron por los delitos de genocidio, tortura, secuestros, asesinatos y violaciones.

La parte acusadora insistió en conseguir prisión preventiva para Gali, pero, el juez al estimar que no había peligro de fuga, decidió autorizar la salida del líder polisario hacia Argelia, para así suavizar las tensiones entre España y Marruecos. @mundiario

Un juez archiva querella por genocidio contra el polisario Brahim Gali
Comentarios