Buscar

MUNDIARIO

Josep Borrell defiende la nacionalización de empresas españolas en crisis

"Si una empresa no puede funcionar, no tiene ingresos, va a entrar en quiebra y se la quiere salvar, ¿cómo se hace? Pues entrando en su capital, y entrar en el capital es una forma de nacionalización", expresó el político socialista que ejerce de Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores.
Josep Borrell defiende la nacionalización de empresas españolas en crisis
Josep Borrell. / Europa Press
Josep Borrell. / Europa Press

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

"Lo primero es una intervención masiva del Estado en la economía para evitar que no haya una destrucción del aparato productivo y un paro masivo sin mecanismos compensatorios, que luego habrá que distribuir su coste entre todos", aseguró Borrell en una entrevista concedida al diario El Mundo esta semana al hilo de la pandemia de la Covid-19.

Sus declaraciones han hecho pensar en la receta económica de Podemos, socios de gobierno del PSOE, que tanto recuerda a muchos a Venezuela, ejemplo de fracaso económico y democrático.

El que fuera secretario de Estado de Haciendo y Ministro de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente con Felipe González, y Ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España con pedro Sánchez, ahora ejerce de Alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y ha pasado a ser hispano-argentino al solicitar y serle concedida la nacionalidad argentina el verano pasado. Su cargo en Europa hacen que sus palabras cobren especial relevancia. "Ahora el Estado es el empleador de última instancia, el consumidor de última instancia, el propietario porque habrá inevitablemente que capitalizar empresas con nacionalizaciones, aunque sean transitorias", declaró Borrell. Una transitoriedad que en la misma entrevista calificó de "permanente". "Aumentará la presencia del Estado. Será de forma permanente", sentenció.

El político socialista también dejó claro que no habrá ningún Plan Marshall: "Está muy bien hablar del Plan Marshall, pero el problema es que no tenemos ningún Mr. Marshall. Ahora el señor Marshall somos nosotros. Puede que haga falta un Plan Marshall para África y que los países ricos ayuden a todo un continente, pero no habrá ningún Marshall que venga a ayudar a la Europa rica de hoy". @mundiario