Buscar

MUNDIARIO

Jordi Sànchez pide su libertad para ser investido ‘president’

El diputado argumenta que su excarcelación garantizará "el normal funcionamiento de las instituciones catalanas"

Jordi Sànchez pide su libertad para ser investido ‘president’
Jordi Sànchez./ RRSS
Jordi Sànchez./ RRSS

El diputado de Junts per Catalunya Jordi Sànchez ha pedido de nuevo al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena que le ponga en libertad provisional. La solicitud llega después de que el presidente del Parlament, Roger Torrent, haya propuesto a Sànchez como candidato a la presidencia de la Generalitat.

De acuerdo a El País, el exlíder de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), encarcelado desde el pasado mes de octubre, pide a Llarena que, si no accede a ponerle en libertad, al menos le otorgue "los permisos penitenciarios necesarios para acudir personalmente" al Parlament en la sesión prevista para el 12 de marzo y presentar, allí, "su programa de Gobierno y solicitar la confianza del pleno".

En el escrito presentado ante el Supremo, el abogado de Sànchez razona que su candidatura a presidir la Generalitat "es razón de peso suficiente" para pedir una vez más su puesta en libertad, no solo porque no existe riesgo de reiteración delictiva, sino porque su excarcelación es "la manera más adecuada de garantizar el respeto a la presunción de inocencia, sus derechos políticos y los derechos de quienes le han elegido", razona el escrito del abogado Jordi Pina. La puesta en libertad de Sànchez, agrega el texto, es también una forma de "preservar el normal funcionamiento de las instituciones catalanas y la plena legitimidad democrática del futuro ejecutivo catalán".

El diputado solicita salir de prisión pero, para el caso de que Llarena no adopte esa medida, pide que al menos le conceda autorización para acudir a la sesión de investidura prevista para el próximo 12 de marzo. Torrent propuso el lunes a Sànchez como candidato a la investidura tras una nueva ronda de contactos con los grupos parlamentarios despues de la renuncia, la semana pasada, de Carles Puigdemont. @mundiario