Buscar

MUNDIARIO

Johnson sufre su primera e inesperada derrota política en el Parlamento

La Cámara alta saca adelante un proyecto para que los ciudadanos comunitarios en el Reino Unido tengan el derecho de portar un documento que certifique su situación legal. 
Johnson sufre su primera e inesperada derrota política en el Parlamento
Boris Johnson en su discurso en la Cámara de los Comunes - Twitter
Boris Johnson en su discurso en la Cámara de los Comunes - Twitter

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

Boris Johnson ha sufrido su primera derrota política en el Reino Unido. Desde que asumió como primer ministro y, después, consolidó su figura al ganar holgadamente las elecciones legislativas del pasado 12 de diciembre, no sufría un revés tan severo. La Cámara de los Lores se encargó de darle un golpe al inquilino de Downing Street, quien aún saborea la victoria del Brexit.

La Cámara alta aprobó por 270 lores, frente a 229, una propuesta presentada por el liberal demócrata Jonathan Oates, quien concede a los ciudadanos comunitarios residentes en el Reino Unido el derecho a portar un documento identificativo que pruebe la legalidad de su residencia. Este punto, por cierto, se encuentra como parte de los acuerdos para la retirada de Londres de la Unión Europea (UE).

"Esta enmienda simplemente respalda la promesa hecha por Boris Johnson en repetidas ocasiones de que los derechos de los ciudadanos que decidan permanecer en el Reino Unido serán garantizados automáticamente. (...) Supone eliminar el riesgo de que aquellos que no regularicen su situación en la fecha límite no sean criminalizados automáticamente y sufran una posible deportación", ha explicado Oates.

El Gobierno británico abrió el pasado 29 de marzo el llamado Esquema de Solicitud de Estatuto de la UE (EU Settlement Scheme, en su nombre oficial en inglés) por el que se permitía solicitar en línea la residencia legal a todos aquellos comunitarios que pudieran demostrar que vivían en el Reino Unido, analiza El País. Se calcula que suponen 3,3 millones de personas, de las que cerca de 2,7 millones habrían registrado ya su petición. El plazo concluye al final del periodo de transición, el 30 de junio de 2021.

Como sea, la decisión de la Cámara de los Lores sería revertida en la Cámara de los Comunes, donde los conservadores son mayoría absoluta y por eso le da un cierto respiro político para Johnson, quien aprovechó ese peso parlamentaria para sacar adelante la aprobación de su plan de ejecución del Brexit después de tres largos años de discusión. @mundiario