Dos ministros británicos dimiten ante la ola de polémicas de Johnson

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson. / @BorisJohnson
Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido. / @BorisJohnson
Los ministros de Hacienda y Sanidad han decidido abandonar sus cargos en el gobierno británico tras "perder la confianza" en Johnson. 
Dos ministros británicos dimiten ante la ola de polémicas de Johnson

Sajid Javid y Rishi Sunak, ministros de Sanidad y Hacienda respectivamente, han anunciado su dimisión tras a dar a conocer que habían perdido la confianza en el primer ministro, Boris Johnson.

"Fue un privilegio que me pidieran volver al Gobierno para servir como ministro Salud y Atención Social en un momento tan crítico para nuestro país", dice la carta escrita por Javid al primer ministro, a quien le reprocha la moción de censura que logró superar por poco el pasado mes.  

El ahora exministro de Salud asegura que si bien los conservadores han sido "competentes al actuar en el interés nacional", en la actualidad, "lamentablemente", los británicos creen que ya no son confiables y como muestra está el que "un gran número" de diputados 'tories' votaran a favor de cesar a Johnson.

"Lamento decir que está claro para mí que esta situación no cambiará bajo su liderazgo y, por lo tanto, también ha perdido mi confianza", ha manifestado Javid. Este es un gran golpe para el primer ministro, quien enfrenta sus horas más bajas gracias una serie de fiestas que ocurrieron en el 10 de Downing Street y otras dependencias del gobierno mientras Reino Unido pasaba por lo peor de la pandemia.

Sunak también ha sido especialmente duro contra Johnson, de quién ha asegurado que no cumple con los "estándares" de confianza que debería poseer un primer ministro, quien dirige el gobierno y debe mantener un comportamiento ejemplar. 

"Nuestro país se enfrenta a inmensos desafíos" y "creo que la población está lista para escuchar esa verdad", asegura el exministro de Hacienda en su misiva. Asimismo, coloca sobre el papel sus desacuerdos con Johnson sobre el futuro de la economía del Reino Unido afirmando que le queda "claro" que


sus puntos de vista son "básicamente demasiado diferentes". 

Nuevos nombramientos

Ante la renuncia de dos de sus ministros más importante, Johnson se ha apresurado a nombrar a sus sustitutos. El premier británico confía en su jefe de gabinete, Steve Barclay, para pasarlo a la cartera de Sanidad, mientras que Nadhim Zahawi, deja Educación para asumir Hacienda. 

Como respuesta hacía las renuncias, Johnson ha remitido una larga declaración dirigida a Javid y Sunak donde lamenta sus dimisiones y les felicita por sus logros dentro de sus respectivas carteras. 

De Javid habla sobre sus logros durante la pandemia del coronavirus, además de otros planes sanitarios que afirma que su gobierno seguirá cumpliendo. A Sunak le agradece su gestión en medio de una crisis económica derivada de la pandemia y la guerra en Ucrania.

Sismo en el Partido Conservador

Tras las renuncias de los ministros, el vicepresidente del Partido Conservador, Bim Afolami, informó en plena entrevista en directo para la cadena Talk TV que renunciaba a su cargo afirmando que ya "no puede servir bajo el mando" de Johnson.

"No creo que el primer ministro ya no tenga no solo mi apoyo, sino tampoco el del partido ni el del país. Por este motivo pienso que debe renunciar", expresó Afolami, quien asegura que "ha quedado claro que ha llegado el momento de que se retire".

Tras estás dimisiones, otra serie de cargos internos han dejado sus cargos. Entre ellos, contamos los de Nicola Richards como secretaria privada en el Departamento de Transporte, Alex Chalk como procurador general de Inglaterra y Gales, Jonathan Gullis como secretario privado parlamentario para la Secretaría de Estado para Irlanda del Norte, Saqib Bhatti como secretario privado parlamentario y Virginia Crosbie como secretaria privada para Gales.

La oposición

La oposición británica, lidera por el laborista Keir Starmer, ha asegurado que el resto del gabinete del primer ministro debe actuar por el interés de los británicos y obligarme a dimitir.

"Después de toda la inmoralidad, los escándalos y el fracaso, está claro ahora que este gobierno se está derrumbando. Los ministros del gabinete 'tory' siempre han sabido quién es este primer ministro. Han sido sus animadores a lo largo de esta triste saga", afirma Stramer.

"Los ciudadanos británicos no se dejarán engañar. El Partido Conservador está corrompido y cambiar a un solo hombre no lo solucionará. Solo un cambio real de gobierno puede dar a Reino Unido el nuevo comienzo que necesita", agregó el líder laborista.

Hace un mes, Johnson logró superar una moción de censura impulsada por su propio partido. Logró 211 votos a favor y 148 en contra, siendo esta la respuesta tras las polémicas por las 'Partygates' que empujaron una investigación interna y otra llevada a cabo por la policía. 

El logro de Johnson durante la moción ha sido visto como un último respiro antes del adiós. Históricamente, un margen tan estrecho no es muy bueno para el futuro del primer ministro. Ahí está su antecesora, Theresa May, quien enfrentó una moción y logró quedarse en el cargo con 226 votos a favor de los 180 en contra. Fue un margen mayor al del Johnson, pero apenas pasarían pocos meses para que la propia May decidiera abandonar el cargo. @mundiario

Dos ministros británicos dimiten ante la ola de polémicas de Johnson
Comentarios