Buscar

MUNDIARIO

Johnson no permitirá que se realice una segunda consulta de independencia en Escocia

El premier británico rechaza la petición de la primera ministra escocesa Nicola Sturgeon.
Johnson no permitirá que se realice una segunda consulta de independencia en Escocia
Boris Johnson en su discurso en la Cámara de los Comunes / Twitter
Boris Johnson en su discurso en la Cámara de los Comunes / Twitter

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

Boris Johnson hace que las cosas se calienten en Reino Unido luego de rechazar la petición de la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, de realizar un segundo referéndum de independencia. 

“Prometieron que el [resultado del] referéndum de 2014 sería para toda una generación”, le recordó Johnson a Sturgeon, quien por su parte respondió que el tema del Brexit cambió por completo las reglas del juego. En Escocia hasta el 62% de los habitantes rechazan dejar la Unión Europea, un estandarte del Partido Nacional Escocés (SNP) del que es lidereza Sturgeon.

Sturgeon ha explicado que la mayoría votó en 2014 por permanecer como territorio del Reino Unido debido a que si lo dejaban, esto les dejaría fuera de la UE, y ahora, con el Brexit justamente les ocurre lo que intentaban evitar. 

“La unión de Westminster no puede sostenerse sin el consentimiento de las partes. La democracia acabará prevaleciendo. La única duda está en saber cuánto tiempo tardarán los conservadores y el resto del establishment de Westminster en aceptar algo que va a ser inevitable”, aseguró Sturgeon.

Johnson por su parte respondió: “El pueblo escocés votó decididamente en su momento a favor de que nos mantuviéramos juntos en el Reino Unido. Y tanto el Gobierno escocés como el británico se comprometieron a respetar ese resultado en el Acuerdo de Edimburgo. Un nuevo referéndum prolongaría el actual estancamiento político que vive Escocia en la última década. Los colegios, hospitales y empleos escoceses seguirían quedándose atrás por culpa de una campaña cuyo único propósito sería separarse del resto del Reino Unido”.

El siguiente paso de Sturgeon será consultar al Parlamento escocés donde el SNP, tiene la mayoría. Si sus diputados apoyan la consulta la cuestión se pone un poco más ambigüa ya que el SNP se niega a celebrar elecciones ilegales y confían en tener la ley a su favor. Sturgeon desea llevar a cabor el referéndum este mismo año antes de la salida del Reino Unido de la UE. @mundiario