Buscar

MUNDIARIO

Johnson aspira a un pacto como el de Canadá, sin someterse a las reglas de la UE

Johnson estima que no hay necesidad de que un acuerdo de comercio implique aceptar las normas europeas en competencia, subsidios, protección social, medio ambiente o cualquier otra.
Johnson aspira a un pacto como el de Canadá, sin someterse a las reglas de la UE
Boris Johnson en Downing Street. / RR SS
Boris Johnson en Downing Street. / RR SS

Maira Perozo

Periodista.

En su primer discurso tras la salida de la UE, celebrado este lunes en el magno Hall del Hospital del Antiguo Colegio Naval en Greenwich al sur de Londres, el primer ministro Boris Johnson ha señalado que el Reino Unido busca un pacto comercial similar al de la UE con Canadá. Es decir,  un pacto de libre comercio, sin mayores ataduras, excluyendo taxativamente el acatar la normativa comunitaria o sus tribunales de justicia.

 El primer ministro ha recalcado: “a menudo se nos ha dicho que debemos escoger entre un pleno acceso al mercado de la UE, aceptando sus normas y sus tribunales, según el modelo de Noruega, o un ambicioso tratado de libre comercio, que abra mercados y evita la panoplia de regulaciones comunitarias, según el ejemplo de Canadá (CETA)".

"Prefiero decirlo desde el principio. Nosotros hemos elegido. Queremos un amplio acuerdo de libre comercio similar a Canadá, pero, en el improbable caso de que no tengamos éxito, entonces nuestro comercio se basará en el Acuerdo de Retirada, que ya hemos firmado con la UE”,  ha completado. En ese punto, el modelo con Canadá significa estar fuera del mercado único y la unión aduanera, pero con tarifas en bienes reducidas al mínimo. El pacto entró en funcionamiento en el 2017 y elimina el 98% de las tarifas bilaterales entre el bloque europeo y el gobierno de Ottawa, según El Periódico

De la misma manera, Johnson estima que no hay necesidad de que un acuerdo de comercio implique aceptar las normas europeas en competencia, subsidios, protección social, medio ambiente o cualquier otra similar. Y ha sostenido que en todas esas áreas, “el Reino Unido mantendrá los máximos niveles, que son mejores incluso, en algunos casos, que los de la UE” y por ello el Reino Unido tendría tanto derecho como ellos, afirmó, a imponerle su normativa.

“La elección no es en absoluto ‘acuerdo o no acuerdo’. La cuestión es si acordamos una relación comercial con la UE comparable a la de Canadá, o más bien a Australia”, ha dicho, citando este último ejemplo por vez primera hasta ahora. La realidad es que el Gobierno australiano está negociando un acuerdo comercial con los 27, con unas reglas aún más distantes de la UE que las canadienses. Ambos, en todo caso, siguen comerciando bajo las reglas generales de la Organización Mundial de Comercio (OMC). @mundiario