Jerusalén despide a Obama con la aprobación de 566 casas en Cisjordania

Vista aérea de Cisjordania.
Vista aérea de Cisjordania.

El ayuntamiento de la ciudad aprobó la construcción de las viviendas tras la salida del expresidente, con quien Benjamin Netanyahu tuvo varios enfrentamientos diplomáticos por el mismo tema.

Jerusalén despide a Obama con la aprobación de 566 casas en Cisjordania

El ascenso al poder de Donald Trump facilitó que el Ayuntamiento de Jerusalén diera luz verde a la construcción de 566 residencias en el punto este de la ciudad, la cual fue anexada por Israel en 1967 como botín de guerra. Las autoridades municipales tenían este proyecto en revisión desde hacía tiempo, pero habían aguantado su aprobación para que coincidiera con la salida de Barack Obama de la Casa Blanca. Fue el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien presionó para que el ayuntamiento esperara al nuevo mandatario estadounidense debido a todos los fuegos diplomáticos que se disparó con el saliente por este mismo tema.

La llegada de Trump da facultad a las autoridades israelíes a proceder en temas de colonización, algo en lo que Obama los tuvo "atados de manos" durante su administración, admitió Meir Turjeman, vicealcalde de Jerusalén. De paso, Turjeman anticipó que la ciudad se encuentra ya planificando el levantamiento de otras 11.000 residencias en la región. Hace tres años, se autorizaron 775 casas en otros asentamientos al oriente de Jerusalén, y en 2015, otras 395. El año pasado, crucial año para Obama y Estados Unidos, se dio el visto bueno a 500 casas. Entre el 8 de noviembre y el fin de año se concedieron más de un millar de permisos municipales.

Como se esperaba, en Palestina la decisión se ha tomado como una muestra de rebeldía de la administración de Netanyahu, enfrentado con la ONU y la comunidad internacional desde el año pasado. "La decisión israelí es una afrenta al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, especialmente después de la resolución 2334 -la cual fue votada y aprobada unánimemente el 23 de diciembre de 2016, en un proceso en el que Estados Unidos optó por la abstención- que declara la ilegalidad de los asentamientos", dijo el despacho del presidente palestino a la Efe.

El sector más nacionalista y radical de Israel, aglomerada en el partido Hogar Judío, presentará para hoy domingo un proyecto de ley con el que pretende unir a Maale Adumin al territorio israelí. Maale Adumin es una de las tres grandes colonias de Cisjordania y cuenta con hasta 35.000 habitantes. De anexar este asentamiento y otros conocidos como polígono E1, una región que junta a varios terrenos, la continuidad territorial entre el norte y el sur de un potencial Estado de Palestina se queda en entredicho. El primer ministro de Israel ha solicitado al partido que retrase su iniciativa hasta que su despacho pueda reunirse y llegar a un acuerdo con la Casa Blanca. De acuerdo a medios locales, Trump ya habría solicitado al Gobierno de Israel que renuncie a cualquier tipo de medida unilateral.

Netanyahu tiene agendada una visita a Washington en febrero. Las políticas de Trump son más del gusto del primer ministro Israelí pues nunca ha ocultado su aprobación a las políticas de colonización del Estado de Israel. Ya durante su campaña electoral avisó que pensaba mover la embajada estadounidense de Tel Aviv, capital reconocida por todos los Estados y que por consiguiente acoje todas las embajadas internacionales, a Jerusalén. 

Acuerdos nucleares con Irán

El primer ministro de Israel informó que se comunicará telefónicamente con Donald Trump este domingo. Los temas a tratar serán el conflicto entre Israel y Palestina, así como la guerra de Siria y el acuerdo nuclear con Irán. "Detener la amenaza iraní, y sobre todo la amenaza que supone el mal acuerdo nuclear que fue firmando con Irán, sigue siendo uno de los principales objetivos de Israel", avisó Netanyahu. Su intención fue zanjar las especulaciones que ha desatado la prensa local luego de que el jefe de Gobierno hubiera decidido no presionar a Trump y que apure la cancelación del acuerdo con Teherán, algo que podría romper las tensas cuerdas que le unen a Israel y China, por recomendación de los servicios locales de inteligencia. "Voy a hablar -con el presidente estadounidense- sobre los medios para afrontar la amenaza de un régimen iraní que llama a la destrucción de Israel", confirmó. @hmorales_gt

 

ADVERTISEMENT
 
 

 

 

 

Jerusalén despide a Obama con la aprobación de 566 casas en Cisjordania
Comentarios