Jeff Sessions da marcha atrás y admite tener conocimiento sobre contactos de la trama rusa

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. En el fondo Jeff Sessions, fiscal general de EE UU. Vanity Fair
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. En el fondo: Jeff Sessions, fiscal general de EE UU. / Vanity Fair

El fiscal general de Estados Unidos se desdice tras haber negando durante meses saber sobre las conexiones entre el equipo de campaña de Donald Trump y el Kremlin. 

Jeff Sessions da marcha atrás y admite tener conocimiento sobre contactos de la trama rusa

Jeff Sessions da marcha atrás y su credibilidad vuelve a tambalearse. El fiscal general de Estados Unidos ha decidido cambiar su declaración sobre la trama rusa, y tras meses negando tener conocimiento sobre las conexiones entre el equipo de campaña del presidente Donald Trump y el Kremlin, finalmente ha admitido “recordar” una reunión clave con el asesor de campaña George Papadopoulos, acusado formalmente por obstrucción al FBI.

En su comparecencia ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes este martes, el responsable del Departamento de Justicia estadounidense ha vuelto a poner su palabra en tela de juicio, tras reconocer que en una reunión celebrada el 31 marzo de 2016, Papadopoulos, le propuso concretar, a través de sus contactos, una entrevista entre el entonces candidato Trump y el presidente ruso, Vladímir Putin.

La relevación deja a la intemperie al cuestionado Sessions, quien apenas hace un mes había asegurado ante la misma corte que desconocía cualquier vínculo respecto al escándalo que ha dado pie a una exhaustiva investigación que pretende descubrir si Rusia utilizó su maquinaria para acelerar el paso de Trump en la carrera por la Casa Blanca.

“No tuve ni fui consciente de que nadie los tuviera”, dijo el republicano en aquella oportunidad. Pero parece que ahora, ante la presión, no ha encontrado otra opción que corregir el tiro anterior. “Me acuerdo ahora de la reunión de marzo en el Hotel Trump, a la que asistió el señor Papadopoulos, pero no tengo clara memoria de los detalles de lo que dijo en esa reunión” dijo Sessions. “Creo que le dije que no estaba autorizado a representar a la campaña con el Gobierno ruso o cualquier otro”, agregó.

De esta forma las dudas sobre la trama rusa siguen creciendo. Mientras, la defensa del fiscal general se resquebraja gracias a sus idas y venidas. El nuevo testimonio de Sessions vuelve a encender la mecha, sobre todo porque no es la primera vez que el funcionario se desdice ante el Congreso. De hecho, en marzo pasado quedó inhabilitado sobre cualquier asunto relacionado con la injerencia de Rusia en las elecciones, luego de que se comprobara que había mentido sobre sus encuentros con el embajador ruso en Washington, Serguei Kislyak.

Y a todo esto hay que sumarle que el nombre de Jeff Sessions desde hace un tiempo está escrito en la lista negra de Donald Trump, quien incluso ha admitido de forma tajante que de haber sabido que su fiscal general se negaría a investigar la trama rusa, no le habría escogido para el cargo. @mundiario 

Jeff Sessions da marcha atrás y admite tener conocimiento sobre contactos de la trama rusa
Comentarios