Buscar

MUNDIARIO

Javier Lambán es investido en Aragón gracias a un acuerdo a cuatro partidos

El líder socialista consigue el respaldo de Podemos, PAR y la Chunta. Izquierda Unida se queda fuera del Ejecutivo pese a su voto a favor.
Javier Lambán es investido en Aragón gracias a un acuerdo a cuatro partidos
Javier Lambán, presidente del Gobierno de Aragón. / Twitter
Javier Lambán, presidente del Gobierno de Aragón. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

El Gobierno de Aragón será presidido por Javier Lambán tras haber sido investido en el Congreso comunitario. El líder socialista ha obtenido el apoyo de 36 legisladores, dos más de los que dicta la mayoría absoluta. A los 24 escaños socialistas se han unido los cinco de Podemos, tres del Partido Aragonés (PAR) y Chunta y el único de Izquierda Unida. La derecha, con 31 escaños entre el PP (16), Ciudadanos (12) y Vox (3), votó en contra.

Así las cosas, Lambán conserva su puesto luego de haber llegado a un acuerdo de coalición con Podemos, PAR y Chunta y a última hora, apurar el apoyo de Izquierda Unida, aunque ésta no será parte del Ejecutivo. El presidente aragonés formó una alianza que le dará igual algún que otro dolor de cabeza por haber tenido que sentar a la misma mesa a Podemos y al PAR, un partido de centroderecha. También estarán representantes del izquierdista Chunta Aragonesista.

La formación del Ejecutivo y la repartición de funciones entre los partidos todavía no está del todo cerrado, explica El País haciendo cita a sus fuentes en Podemos. Los rojos cuentan con 132 medidas que se enfocan principalmente en políticas sociales de dependencia y sanidad, en la profundización del autogobierno y en la reforma del estatuto para deshacer la figura del aforo a los diputados y miembros del Ejecutivo.

Oportunistas como siempre, los líderes de Podemos ven en este acuerdo una guía para lo que se puede hacer en el Gobierno central, al que insisten en entrar en forma de una coalición. Así lo explicó Pablo Echenique, negociador en jefe de los morados, quien estuvo presente en el Parlamento para la investidura de Lambán. No dejó pasar la oportunidad el PP de criticar al presidente autonómico al compararlo con el presidente en funciones. "Desde las elecciones ha querido que le apoyemos a conveniencia, y ha dividido entre buenos y malos", dijo Luis María Belmonte, líder celeste en Aragón.

Lambán devolvió el fuego. “No somos meras franquicias de las direcciones de los partidos. El Gobierno que querían hacer ustedes aquí se hacía Génova, porque carecen de una visión propia de Aragón", replicó.

La presencia del PAR en el nuevo Gobierno ha dejado mal sabor de boca en el Partido Popular, pues se les ha escapado un partido ideológicamente familiar para irse a la otra banqueta. Beamonte atacó a los tres parlamentarios de PAR por haber acordado algo con "quienes un día le llamaron derecha rancia", en alusión a las críticas hechas en su momento por Álvaro Sanz, el único diputado de IU. También les avisó de que no tendrán ni "capacidad" ni "credibilidad" en el Gobierno socialista.

El partido regionalista, como sea, sí que despierta sendas inquietudes en los partidos de izquierda. Así lo explicó Sanz cuando justificó por qué su agrupación decidía no entrar al Ejecutivo, asegurando de que el PAR complicará el avance de la izquierda. "Se trata de intervenir la economía, algo socialdemócrata, para no dejar atrás a la gente que lo necesita, para garantizar las pensión y la vivienda digna", se dirigió a Lambán para pedirle que cumpla los acuerdos programáticos que firmó con IU.

El PP a las armas

Lambán pasó la mayor parte de sus intervenciones defendiéndose del bombardeo del Partido Popular. Los celestes criticaron al PSOE por haber hecho " un pacto con el estatuto de autonomía como campo de juego”. Beamonte ha dicho que "la amalgama en busca de sillones" no permite la creación de un proyecto digno para el Gobierno aragonés.

Beamonte también descalificó los últimos cuatro años como "sectarios". “Lo ha demostrado en educación y en la ley de memoria. No disfrace ahora el sectarismo de su coalición". Se unió al ataque Ciudadanos mediante su portavoz Daniel Pérez. "No sabe cómo va a conciliar sensibilidades políticas tan dispares entre fuerzas que no tienen claro ni qué forma política debe tener el Estado", explicó. También ha vaticinado que se aproxima una importante subida de impuestos, ya que hay más partidos entre los que se repartirán los gastos, lo cual hará que éstos aumenten. "Cuenten con nosotros para sacar adelante iniciativas que encajen con nuestros planteamientos", dijo en un tono más condescendiente.

De parte de Vox, su portavoz, Santiago Morón, se siente una especial preocupación por la política lingüística. Morón ha criticado lo que considera como "pancatalanismo" que ha invadido esta comunidad, ya que en Teruel hay un colegio que da clases con mapas que definen los llamados Países Catalanes. Finalmente, la Chunta se regocijó por el pacto y ha pedido a sus demás socios que hagan lo posible por "hacer progresar a Aragón". @mundiario