El Senado acusa a Bolsonaro de crímenes contra la humanidad por su gestión de la pandemia

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. / Twitter.
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. / Twitter.
Un informe achaca hasta nueve delitos graves relacionados con la pandemia al presidente de Brasil. Las acusaciones podrían abrir la puerta a un juicio político.
El Senado acusa a Bolsonaro de crímenes contra la humanidad por su gestión de la pandemia

La Comisión de Investigación Parlamentaria del Senado (CPI, en sus siglas en portugués) ha acusado formalmente a Jair Bolsonaro de crímenes contra la humanidad por su gestión de la pandemia, que ha dejado más de 600.000 muertos en Brasil. Un informe leído este miércoles achaca hasta nueve delitos graves al presidente de Brasil, señalado como principal culpable de facilitar la expansión de la covid-19 en el gigante sudamericano.

El documento de la CPI, que ha investigado en los últimos seis meses las causas por las que Brasil se ha convertido en el séptimo del mundo con más muerte por coronavirus por número de habitantes, constata que 66 personas físicas y dos jurídicas emprendieron acciones y una red de desinformación -dentro y fuera del Ejecutivo-, para promover una “estrategia macabra” en plena emergencia sanitaria.

La lista está encabezada por Bolsonaro, que, según los senadores, incurrió en delitos recogidos en el Código Penal brasileño: desde la incitación o apología del crimen hasta propagar una epidemia. Sin embargo, la infracción más grave es la acusación de crimen contra la humanidad -un delito que no prescribe- por retrasar la compra de vacunas y medicamentos avalados por la ciencia, mientras minimizaba la gravedad de la infección y defendía el uso de tratamientos dudosos.

“No hay manera de esconder la responsabilidad del presidente respecto a las omisiones relacionadas con su manera de hacer frente a la pandemia”, ha afirmado el senador Renan Calheiros, el autor principal del informe, en el que se acusa directamente al Gobierno de acciones inhumanas, persecución y exterminio al excluir a los grupos indígenas de su plan de vacunación. “Todas las pruebas revelan que el jefe del Ejecutivo tuvo numerosas conductas que agravaron las consecuencias nefastas de la covid-19 en nuestra población”, puntualiza el documento.

El diario El País explica que el informe de la CPI ahora podría usarse como base para condenar abusos gubernamentales en la gestión de la pandemia en otros países. Pero también las acusaciones también podrían abrir la puerta a un juicio político, algo que sería impensable sin la presión de las calles.

Finalmente, la Comisión pretende usar el documento para proponer nuevas acciones contra Bolsonaro en el Tribunal Penal Internacional (TPI). Los nueve crímenes que se le atribuyen al presidente de Brasil, que tildó al coronavirus de “gripecita”, representan más de cien años de prisión.

 

 

 

El Senado acusa a Bolsonaro de crímenes contra la humanidad por su gestión de la pandemia
Comentarios