El expresidente Jacob Zuma se entrega a la justicia en Suráfrica

Jacob Zuma expresidente de Suráfrica. / africaneyereport.com
Jacob Zuma expresidente de Suráfrica. / africaneyereport.com
El expresidente de Suráfrica es acusado de haber incurrido en casos de corrupción mientras ejerció el cargo.
El expresidente Jacob Zuma se entrega a la justicia en Suráfrica

Jacob Zuma, expresidente de Suráfrica, decidió entregarse el pasado miércoles a la policía, lo que significa que desde el pasado miércoles ha empezado a pagar cárcel por un periodo de 15 meses. Pocos momentos antes de que fuese detenido, en horas de la noche, Jacob Zuma salió de su casa, que está ubicada en Nkandla y posteriormente, se entregó a las autoridades cumpliendo con lo que está estipulado en la ley.

Afronta acusaciones de corrupción

Ya el Tribunal Constitucional había decidido, para ese momento, que Zuma debía cumplir 15 meses en prisión por no haber acatado una orden judicial de acuerdo con la cual, era pertinente que Zuma testificara, ante una comisión judicial, comisión que ha llevado adelante la investigación en torno de denuncias que vinculan a Zuma con casos de corrupción que se han presentado a lo largo de su periodo, siendo que fue presidente de 2009 a 2018.

A Jacob Zuma se le acusa de haber incurrido en casos de corrupción que involucra exministros del Gabinete, así como otros funcionarios de su gobierno. Algunos de los testigos han hecho saber que mientras Zuma fue presidente, hubo integrantes de la familia Gupta que incidieron en las decisiones tomadas por Zuma en relación con el nombramiento de algunos de los ministros del Gabinete, así como en contratos aceptados y ejecutados por el gobierno. Se tiene también casos de soborno que aparentemente, recibió en 1999, en asuntos relacionados con una compra de armas. Zuma ha dicho que es inocente de todos los cargos.

Ya se había manifestado la Corte Constitucional haciendo saber que en caso de que Jacob Zuma no se entregara voluntariamente a la policía, sería preciso proceder a detenerlo al concluir el día miércoles. A partir de esa decisión, Zuma inició procesos judiciales para no ir detenido, por eso el próximo 12 de julio se debe tener una respuesta de la Corte Constitucional sobre la recisión de su propia sentencia.

En horas de la mañana del día miércoles, Jacob Zuma se había acercado al Tribunal Supremo de su país para conversar y evitar, de ese modo, ir detenido. Sin embargo eso no fue posible y en horas de la noche, los abogados del expresidente de Suráfrica, pidieron al Tribunal Supremo que llevara a cabo las gestiones que fuesen necesarias con el fin de evitar que Zuma fuese detenido, alegando para ello que su vida podía correr peligro.

Sin embargo la propuesta no prosperó. Zuma ha cumplido con la orden de detención que se ha dado en su contra y se entregó en un Centro de Servicios Correccionales, ubicado en la provincia de KwaZulu-Natal, tal como se ha indicado en un tweet publicado por la Fundación Zuma. Minutos después de esa publicación, cuerpos policiales aseguraron que Zuma se había entregado. @mundiario

El expresidente Jacob Zuma se entrega a la justicia en Suráfrica
Comentarios