Buscar

MUNDIARIO

La izquierda uruguaya pierde terreno a pesar de la victoria del Frente Amplio

Después de quince años en el poder, la coalición izquierdista podría perder su liderazgo al frente del país. El gran ganador de la jornada fue Luis Lacalle Pou que ha forzado una segunda vuelta, que podría abrirle las puertas hacia la presidencia. 

La izquierda uruguaya pierde terreno a pesar de la victoria del Frente Amplio
Daniel Martínez candidato presidencial por el partido Frente Amplio. / Instagram
Daniel Martínez candidato presidencial por el partido Frente Amplio. / Instagram

Los países rioplatenses estaban este domingo pendiente de los resultados de unas elecciones presidenciales. Si en Argentina todo parece indicar que Alberto Fernández será el nuevo mandatario que estará en la Casa Rosada, lo cierto es que las cosas son muy diferentes en Uruguay. 

Daniel Martínez del Frente Amplio y Luis Lacalle Pou del Partido Nacional van a una segunda vuelta después que el primero no lograra superar el 50 por ciento más uno de los votos necesarios para convertirse en el presidente de la nación. 

Aunque ciertamente Martínez obtuvo una victoria,38.8 por ciento según informa Clarín,  la lectura de esta jornada va mucho más allá. La coalición que desde hace quince años manda en Uruguay ha perdido muchos votos en este último proceso. Lacalle Pou consiguió el 29.4 por ciento de apoyo y ahora requerir unir fuerzas con un bloque de derecha para intentar hacerse con el poder. 

Después de conocerse los resultados preliminares, el máximo líder del Partido Colorado, Ernesto Talvi se apresuró en pedir el voto de sus seguidores para Lacalle Pou. Desde El País detallan que incluso haría campaña con el Partido Nacional a pesar de haberse negado en un primer momento a forjar una alianza.

Lo mismo ocurre con Guido Manini Ríos, excomandantge del Ejército que fue destituido por el presidente saliente, Tabaré Vázquez. Manini Ríos fundó Cabildo Abierto, una agrupación política que comenzó su accionar este mismo año y que rápidamente se ha ganado un espacio en el país. 

Ambos partidos obtuvieron más del 22 por ciento de los votos en esta contienda, un número que podrá inclinar la balanza a favor de Luis Lacalle Pou., que tendrá que promover una agenda en común con ambas fuerzas conservadoras para ofrecer soluciones en temas económicos y de seguridad ciudadana. 

Diversas fuentes informativas aseguran, que 2.699.847 uruguayos estuvieron habilitados para ejercer su derecho al voto y este mimo número ciudadanos tendrán nuevamente la oportunidad de expresarse en la segunda vuelta, que se efectuará el 24 de noviembre de este mismo año. 

Ademas de la elección presidencial también estaba en juego, un plesbicito presentado por el Partido Nacional que pretendían una reforma constitucional para dar respuesta al tema de la inseguridad. Sin embargo, según los datos que ofreció la plataforma Vivir sin miedo, esta iniciativa no tuvo el respaldo esperado y no alcanzó el 50 por ciento de los votos. @mundiario