IU pide “medidas fraternales” para compartir los escaños de Sumar

Antonio Maíllo, líder de Izquierda Unida. / IU
Antonio Maíllo, líder de Izquierda Unida. / IU
El líder de Izquierda Unida propone que las formaciones que se quedaron fuera del Parlamento Europeo puedan tener representación en esta legislatura rotándose las actas.
IU pide “medidas fraternales” para compartir los escaños de Sumar
El varapalo de Sumar en las elecciones europeas, donde obtuvo solo tres escaños, ha desencadenado una serie de reacciones y solicitudes dentro de la coalición. Antonio Maíllo, líder de Izquierda Unida (IU), ha solicitado “medidas fraternales y creativas” para que las fuerzas con representación parlamentaria, como Sumar, Comuns y Compromís, cedan sus escaños a lo largo de la legislatura a las formaciones que quedaron fuera.

Antonio Maíllo, en una entrevista con RNE, sugirió que las fuerzas dentro de la coalición deberían tomar decisiones para permitir la participación de todas las formaciones en el Parlamento Europeo. Maíllo comentó: “En cinco años todos podemos sentirnos cómodos”, subrayando la necesidad de reflexionar sobre los resultados y buscar soluciones que incluyan a IU y otras organizaciones como Más Madrid, que se quedaron fuera porque Sumar solo obtuvo tres eurodiputados. Esta propuesta llega en un momento de gran decepción para IU, que busca alternativas para que su candidato, Manu Pineda, obtenga representación en la Eurocámara.

La portavoz de Compromís en el Congreso, Águeda Micó, ha descartado públicamente esta posibilidad. Durante una comparecencia de prensa, Micó manifestó que los valencianistas han tenido un “magnífico resultado” en la Comunidad Valenciana, logrando casi el 8 % de los votos en esta autonomía en comparación con el 4,6 % de Sumar en el conjunto del país. En consecuencia, ha defendido la portavoz, Compromís ha “cumplido” con su parte del acuerdo de coalición para el 9-J.

Maíllo ha pedido una profunda reflexión tras la dimisión de Yolanda Díaz como líder de la coalición, un hecho que considera que deja a la actual vicepresidenta del Gobierno como “difícilmente sustituible”. “Desde la construcción de la esperanza, que decía Díaz, podremos asumir el debate con los pies en el suelo y desde la humildad que ha faltado todo este tiempo”, señaló. En su intervención, Maíllo denunció la falta de humildad en todos los actores políticos y destacó la necesidad de una autocrítica profunda.

Llamado de unidad a la izquierda del PSOE

A pesar de la crisis interna, Maíllo celebró la permanencia de Sumar en el Gobierno, donde ha asegurado que se han conseguido logros significativos. “¿Alguien cree que se hubiese reconocido a Palestina, universalizado la lactancia o multado a las aerolíneas sin Sumar en el Ejecutivo?”, se preguntó, subrayando la importancia de la presencia de la plataforma de más de una decena de partidos en la coalición gubernamental.

Ante el crecimiento de la extrema derecha en España y Europa, Maíllo ha lanzado una advertencia al PSOE sobre la importancia de no competir por los mismos votos dentro del espacio progresista. “Si nos quitamos los votos entre nosotros, el bloque reaccionario sigue siendo mayoritario”, explicó. Maíllo enfatizó que el objetivo es atraer a los abstencionistas progresistas para debilitar a la derecha y fortalecer el bloque de izquierda.

Maíllo concluyó su intervención llamando a una unidad estratégica entre las fuerzas de izquierda y la necesidad de diálogo para recomponer el espacio progresista. “Sumamos (el domingo) un 8 %. En 2014, el 18 %. Algo no hemos hecho bien”, reflexionó, destacando la necesidad de una revisión profunda de las estrategias políticas para fortalecer la coalición y asegurar su relevancia en el panorama político español. @mundiario

Comentarios