Israel prohíbe al consulado de España en Jerusalén prestar servicios a los palestinos tras las declaraciones de Díaz

Benjamín Netanyahu, primer ministro de Israel; y Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España. / RR SS.
Benjamín Netanyahu, primer ministro de Israel; y Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España. / RR SS.
La medida responde al reconocimiento oficial del Estado de Palestina por parte del Gobierno español y a un "llamamiento antisemita" de la vicepresidenta Yolanda Díaz.
Israel prohíbe al consulado de España en Jerusalén prestar servicios a los palestinos tras las declaraciones de Díaz

El ministro de Exteriores de Israel, Israel Katz, ha anunciado este viernes la ruptura de la conexión entre la Embajada de España en Tel Aviv y los palestinos, así como la prohibición al Consulado español en Jerusalén de prestarles servicios. La medida responde al reconocimiento oficial del Estado de Palestina por parte del Gobierno español, liderado por Pedro Sánchez, que se hará efectivo el 28 de mayo. Katz también ha citado un "llamamiento antisemita" de la vicepresidenta Yolanda Díaz, quien utilizó la frase "desde el río hasta el mar" en un vídeo difundido en redes sociales.

“En respuesta al reconocimiento del Estado palestino por parte de España y las declaraciones antisemitas de la vicepresidenta del Gobierno no solo de reconocer un Estado palestino, sino de ‘liberar Palestina desde el río hasta el mar’, he decidido cortar la conexión entre la representación de España en Israel y los palestinos y prohibir al Consulado español en Jerusalén dar servicio a los palestinos de Cisjordania”, ha expresado el canciller israelí.

José Manuel Albares, ministro de Exteriores de España, ha sido la primera voz del Ejecutivo español en reaccionar, negando la presencia de antisemitas en el ejecutivo y censurando la decisión del gobierno de Netanyahu: “Protestaremos”.

Crisis diplomática entre Israel y España

La decisión de Israel se enmarca en una serie de reacciones diplomáticas que comenzaron el miércoles, cuando Katz llamó a consultas a la embajadora de Israel en Madrid, Rodica Radian-Gordon, quien lamentó tener que regresar a Israel por lo que calificó como "decisiones vanas" del Gobierno de España, las cuales, según ella, no contribuirán a la paz y seguridad en Oriente Medio ni a la liberación de los 128 secuestrados aún en manos de Hamás.

Además, Katz convocó a la embajadora de España en Tel Aviv, Ana Solomón, para una "conversación de reprimenda". El gobierno israelí ha criticado duramente el reconocimiento del Estado palestino, calificándolo como “conceder una medalla de oro a los asesinos de Hamás”.

La Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) ha apoyado esta postura, argumentando que el reconocimiento de Palestina supone un premio para la organización terrorista mientras haya rehenes secuestrados en Gaza. En un comunicado, la FCJE instó a España a actuar en consonancia con sus socios europeos para lograr la liberación inmediata de los secuestrados y contribuir a una resolución pacífica del conflicto.

Katz ha advertido que la decisión de España, así como la de otros países como Irlanda y Noruega, de reconocer el Estado palestino tendrá "consecuencias aún más graves". España mantiene su embajada en Israel en Tel Aviv y un consulado en Jerusalén este, que de facto funciona como una embajada para los palestinos, ofreciendo servicios diplomáticos y apoyando proyectos de cooperación en los territorios ocupados. @mundiario

Comentarios