El ISIS está preparando niños para terroristas sin escrúpulos para matar

Miembros del ISIS.
Miembros del ISIS.

"Estamos en plena guerra, la Yihad o Guerra Santa, donde nosotros somos uno de los enemigos  y no queremos enterarnos. El enemigo mata mientras nosotros damos discursos", dice este autor.

El ISIS está preparando niños para terroristas sin escrúpulos para matar

"Estamos en plena guerra, la Yihad o Guerra Santa, donde nosotros somos uno de los enemigos  y no queremos enterarnos. El enemigo mata mientras nosotros damos discursos", dice este autor.

Si el degollado ante las cámaras es del mundo occidental los discursos se endurecen y hasta se vierten algunas amenazas, pero cuando diariamente matan a cientos de musulmanes moderados o cristianos africanos, lo comentamos como algo ajeno, como si nuestro país ya no estuviese en el punto de mira. Pues lo está y lo está el mundo entero. No queremos ver que si la religión dominara la vida política de un país y aplicara el Antiguo Testamento estaríamos en la Edad Media y que ahí es donde está el ISIS por lo que la guerra que nos han declarado es de exterminio total de otra idea que no sea la suya y el camino a la victoria es el terror, la Inquisición del siglo XXI.

Veo con pavor como los niños, desde su más tierna infancia, son educados para matar, asistiendo o participando en los asesinatos masivos, y en la radicalización total de la religión y de la vida. Me estremezco cuando sucede en sus territorios conquistados a Siria e Irak, y me horrorizo cuando veo como los grupos que avanzan por todo África como un tsunami que atraviesa el continente de norte a sur secuestrando cientos de niñas que serán esclavas, asesinadas o convertidas en radicales.

Los fanatismos no son genéticos, son educacionales, y el mundo está consintiendo este reclutamiento infantil para formar soldados terroristas del mañana, sin reaccionar. Los grupos teroristas islámicos tiene ahora un próximo objetivo, matar a Bashar al-Assad, presidente de Siria, sin que Occidente tenga mucho empeño en impedirlo pese a ser uno de los pocos bastiones que se enfrenta a ellos, pero la gran diferencia es que el ISIS tiene futuro, la expansión del Islam, y están dispuestos para luchar por esa idea durante varias generaciones mientras que aquí el futuro ya no interesa y estamos entrando en la cultura del día a día, algo parecido a aquello de "partido a partido" que dice Simeone, entrenador del Atlerico de Madrid. Digamos que un bando se prepara para una larga guerra de decenas de años y el otro se prepara solo para las próximas elecciones.

Si perdemos la empatía seremos psicópatas. Nada de lo que sucede al ser humano nos es ajeno y va siendo hora de hacer más que de hablar, y la primera acción es apoyar a todo el que se está enfrentando al ISIS aunque no nos guste.

El ISIS está preparando niños para terroristas sin escrúpulos para matar
Comentarios