Isabel Medina, fascista española, se queda sin cuenta de Twitter

Isabel Medina Peralta ofrece un discurso en el homenaje a los caídos de la División Azul. / RR SS
Isabel Medina Peralta ofrece un discurso en el homenaje a los caídos de la División Azul. / RR SS

El nuevo rostro de la ultraderecha española publicaba mensajes racistas, y por esta razón su cuenta fue suspendida. 

Isabel Medina, fascista española, se queda sin cuenta de Twitter

Isabel Medina Peralta, de 18 años de edad, fue tendencia tras pronunciar un discurso fascista y antisemita, el sábado 13 de febrero, en el homenaje dedicado a los caídos de la División Azul. Un ejército de voluntarios españoles que lucharon bajo las órdenes de Adolf Hitler en la Unión Soviética durante la II Guerra Mundial. Después del evento, la joven radical difundió mensajes de odio contra grupos minoritarios a través de Twitter, por lo que la red social suspendió su cuenta. 

Antes del cierre de su Twitter tuvo tiempo de responder un mensaje de Podemos, que comparaba el movimiento Juventud Patriota, al que ella pertenece, con el partido Vox. Su respuesta fue: “¿Las diferencias? Ellos son sionistas, capitalistas, demócratas y constitucionales. Nosotros no.”

Medina Peralta estudia Historia en la Universidad Complutense de Madrid. Niega el Holocausto y enfatizó durante su proclama que “el judío es el culpable”. Sus palabras despertaron la indignación de la comunidad judía de España, por lo que solicitaron a la Sección de Delitos de Odio de la Fiscalía de Madrid que abra un expediente e investigue lo sucedido. 

María Royo, la portavoz de la Federación de Comunidades Judías de España, manifestó que no recuerda “algo tan directo, tan claro y tan grave” contra la comunidad hebrea. “En un acto público, a plena luz del día con prensa presente. No recordamos que haya sucedido algo igual”, afirmó.  

No se retracta 

Isabel, la dirigente de la resucitada Sección Nacional Femenina de la Falange, afirmó en una entrevista concedida a El Español que no pedirá perdón porque está convencida de sus ideas. Además, asume que sus palabras la conducirán a la cárcel y espera aprovechar la estancia en prisión para escribir un libro sobre su ideología. 

Cuando se presentan crisis económicas y estallidos sociales surgen grupos extremistas, los cuales lanzan mensajes de odio hacia las minorías. Los radicales intentan ser una respuesta y brindar esperanza a las personas más afectadas. Además, consideran que la crisis es generada por los extranjeros y por los que perciben diferentes. @mundiario

Isabel Medina, fascista española, se queda sin cuenta de Twitter
Comentarios