Irak niega haber pedido a EE UU que envíe tropas contra el Estado Islámico

Soldados en Oriente Medio.
Soldados en Oriente Medio.

Un día después de que Obama enviara al Congreso un pedido de autorización para ampliar la campaña militar contra el ISIS, desde Bagdad rechazaron la medida.

Irak niega haber pedido a EE UU que envíe tropas contra el Estado Islámico

Un día después de que Obama enviara al Congreso un pedido de autorización para ampliar la campaña militar contra el ISIS, desde Bagdad rechazaron la medida.

El pasado miércoles, Barack Obama remitió al Capitolio la solicitud para ampliar la participación militar estadounidense contra el Estado Islámico (aka ISIS, Daesh), para poder enviar tropas terrestres y continuar las operaciones por un plazo de tres años.

El pedido no especifica los límites geográficos y se asemeja en extremo a la difusa "Guerra contra el Terror" de la administración de George W. Bush, cuyo marco doctrinario era el lanzamiento de operaciones donde sea que consideren que hay una amenaza "a la seguridad nacional". Si bien anuncia que no contempla invasiones de gran escala, tampoco especifica cuál sería el límite.

Desde el 8 de agosto, los Estados Unidos bombardean zonas de Irak controladas por el ISIS, y semanas más tarde comenzaron a hacer lo mismo en Siria.

Conocida la noticia del pedido de Obama al parlamento, la respuesta iraquí no se hizo esperar: Bagdad nunca requirió que Estados Unidos envie tropas a pelear contra el Estado Islámico en suelo iraquí. Así lo afirmó el ministro de relaciones exteriores de ese país, Ibrahim Jafaari. 

"El mensaje de que Irak presentó al Consejo de Seguridad de la ONU nunca incluyó el pedido de fuerzas terrestres para que ingresen al territorio iraquí para ese tipo de operaciones". Ibrahim Jafaari


La situación en Siria no requiere siquiera comentario. Damasco nunca pidió la intervención de ninguna coalición para que ingrese inconsultamente a su territorio soberano. 

Hasta ahora, la coalición encabezada por Estados Unidos se limitó a operaciones aéreas tanto en Siria como en Irak, y asistencia de entrenamiento miltiar e inteligencia para Bagdad. 

Los motivos que impulsan a Obama en la búsqueda de un marco más amplio para el involucramiento de Estados Unidos, responde aún más a otro tipo de factores, para los que el surgimiento del ISIS sirve como excusa.

Por un lado está la creciente influencia de Irán en la región. Teherán participa en el terreno, tanto en Irak como en Siria, combatiendo al ISIS. En ambos países también participa Hezbollah, logrando importantes avances contra el grupo fundamentalista que es apoyado por las monarquías wahabitas del Golfo Pérsico.

El peso político de Irán en la región es ineludible, fundamentalmente porque es precisamente el país persa el que tuvo que lidiar con la catástrofe humanitaria que provocó sobre sus fronteras, las intervenciones de Estados Unidos en Afganistán e Irak.

Y en ambos casos, la asistencia militar de Rusia es cada vez más decisiva, tanto en equipamiento como en inteligencia.

Irak niega haber pedido a EE UU que envíe tropas contra el Estado Islámico
Comentarios