La investigación por la trama rusa inició gracias a un aviso de Australia

Donalt Trump, presidente de Estados Unidos. RR SS
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / RR SS

Según ha revelado el prestigioso The New York Times, un diplomático australiano se reunió en mayo de 2016 con el asesor de campaña de Donald Trump y luego contribuyó a que el FBI investigara la posible injerencia del Kremlin en las elecciones.

La investigación por la trama rusa inició gracias a un aviso de Australia

La investigación por la trama rusa, que ha empañado la presidencia del polémico Donald Trump, inició gracias a un aviso de Australia a Estados Unidos. Así lo ha dejado claro una investigación publicada este sábado por el prestigioso diario The New York Times. El detonante fue la confesión que le hizo, en un bar de Londres, el joven asesor del mandatario republicano al máximo responsable diplomático australiano en Reino Unido, en mayo del año pasado.

Según el periódico estadounidense, George Papadopoulos, que se declaró culpable de haber mentido sobre sus vínculos con Moscú en el caso que investiga el fiscal especial Robert Mueller, le comunicó a Alexander Downer, exministro de Exteriores australiano, que la capital rusa tenía información comprometedora sobre la rival de Trump en los comicios, la  demócrata Hillary Clinton. 

Downer guardó el secreto por un par de meses, pero cuando Wikileaks empezó a publicar correos del Partido Demócrata -cuyo robo EE UU atribuye a Rusia, lo que Moscú niega-, la bomba estalló. El Gobierno australiano decidió ponerse en contacto con la Casa Blanca – todavía liderada por Barack Obama- para transmitir la información proporcionada por Papadopoulos, según cuatro fuentes gubernamentales norteamericanas y extranjeras citadas por el rotativo.

Fue justamente esa información la que dio pie a la apertura de la extensa investigación que examina con lupa si, como se ha especulado, Rusia ayudó al magnate neoyorquino a acelerar su paso en la carrera por el Despacho Oval. “El pirateo informático y la revelación de que un miembro de la campaña de Trump podía haber tenido información interna sobre ello fueron factores determinantes que llevaron al FBI a abrir una investigación en julio de 2016”, asegura el rotativo norteamericano.

El documento del Times revela un dato inédito y sumamente importante en medio del escándalo que ha tenido en vilo al FBI y a la administración republicana. Hasta ahora, se desconocía el papel australiano en la trama rusa y lo único que había trascendido es que los servicios de inteligencia británicos y de otros países europeos, como Alemania, interceptaron, durante la campaña electoral, comunicaciones entre el entorno de Trump y funcionarios rusos y compartieron esa información con EE UU, tal como apunta el diario español El País.

La cuestión es la siguiente: de comprobarse que Papadopoulos comunicó al equipo de Trump lo que sabía sobre Clinton gracias a Moscú, estaríamos frente a la primera prueba evidente de que el entorno del republicano conocía de antemano la injerencia de Rusia, y no "pecó por inocente", como ha querido hacer ver durante todo este tiempo. @mundiario

La investigación por la trama rusa inició gracias a un aviso de Australia
Comentarios