La intervención policial no pudo impedir la participación en las urnas en Cataluña

Pancarta en un balcón. / Twitter
Pancarta en un balcón. / Twitter

En la represión resultaron heridas de distinta consideración más de 300 personas, entre ellas más de diez policías. Estuvieron operativas tres cuartas partes de las mesas electorales.

La intervención policial no pudo impedir la participación en las urnas en Cataluña

En un verdadero desafío a las autoridades españolas, miles de catalanes votaron en un referéndum sobre la independencia de Cataluña suspendido por el Tribunal Constitucional. Ni siquiera se lo impidieron los policías y guardias civiles enviados a Cataluña. Menos aún los Mossos. Hubo votantes que pasaron la noche en centros de votación para asegurar que permaneciesen abiertos.

En la represión resultaron heridas de distinta consideración más de 300 personas, entre ellas más de diez policías. Estuvieron operativas tres cuartas partes de las mesas electorales.

Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno de España, ha asegurado que el Estado ha actuado con "firmeza y proporcionalidad" y ha dicho que a Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, "la democracia le viene grande".

"La imagen del Estado español ha alcanzado niveles de vergüenza que permanecerá con ellos para siempre", dijo Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat de Cataluña. Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña, dijo que "el estado de derecho ha desmantelado el referéndum ilegal".

La intervención policial no pudo impedir la participación en las urnas en Cataluña
Comentarios