¿Se desordena el mundo al ritmo de los intereses de los lobbies multinacionales?

Banderas de España y Marruecos.
Banderas de España y Marruecos.

España y Marruecos tal vez deben entenderse, comunicarse, defenderse y cooperar para mejorar sus relaciones bilaterales y para el bien común de los dos pueblos vecinos.

¿Se desordena el mundo al ritmo de los intereses de los lobbies multinacionales?

 “Il ne faut pas perdre son temps à avancer des arguments de bonne foi face a des gens de mauvaise foi”.

Hassan II

 

España y Marruecos tal vez deben entenderse, comunicarse, defenderse y cooperar para mejorar sus relaciones bilaterales y para el bien común de los dos pueblos vecinos.

Nadie puede negar la existencia de lobbies que quieren balcanizar el mundo y dividirlo en trozos pequeños para poder digerirlos fácilmente. Tampoco se puede negar la existencia de países sin civilización que quieren perturbar todas las civilizaciones humanas simplemente porque tienen complejo del término “civilización”. Este proyecto perturbador se basa en factores étnicos, lingüísticos y religiosos de algunos grupos sociales bajo el lema “autodeterminación” que facilita a los grupos de presión internacional entrar fácil y legítimamente en las zonas independientes y aprovecharse de sus recursos materiales e inmateriales.

Para poner en práctica estas teorías se suele recurrir a los medios de comunicación, las asociaciones, los partidos políticos… que disfrazan la cara pacífica  a través del diálogo y las leyes internacionales variables según las circunstancias y los intereses… se suele recurrir también a la segunda cara agresiva, que la disfrazan las milicias y las bandas  de los grupos sociales mediante el apoyo militar de las semi potencias mundiales…

En la actualidad se ve claramente la repercusión de este proyecto separatista en algunos países como Sudán, al que dividieron en dos países bajo criterios religiosos (cristianos/musulmanes) para aprovecharse tranquilamente de sus recursos naturales… Lo mismo pasa en Oriente Medio donde se intenta balcanizar los países en esta zona sensible como Siria, Iraq, Yemen… con el pretexto religioso (suní/chií/ huti/ kurdo…)  o con la excusa de combatir estos términos (terrorismo, extremismo, Estado Islámico…) cuando, por supuesto, el objetivo principal es hacerse con las riquezas petrolíferas de esta zona y acabar con sus civilizaciones… Se puede señalar otras zonas como Libia que se convirtió a su vez en un caldo de cultivo para conflictos interminables y una guerra civil indefinida entre varios grupos armados, mientras que los vampiros internacionales chupan su petróleo… y no hay que olvidar la balcanización de Ucrania y la anexión de su zona estratégica Crimea a Rusia…

Ahora toca balcanizar España y Marruecos; dos civilizaciones que pudieron mantener su integridad territorial y su unión nacional siglos y siglos ante los grandes imperios…

Algunos lobbies intentan aprovechar el asunto del Sáhara marroquí, chantajeando a Marruecos para llegar a tener concesiones políticas, económicas… en este país estratégico. Otros lobbies pretenden hacer divisiones internas y rupturas entre el pueblo marroquí partiendo de su variedad lingüística, cultural, humana…

La variedad lingüística en España, entre otros, puede ser un factor para la aparición de nuevos estados… El problema no se limita solo a la comunidad catalana, sino que se puede extender a la comunidad vasca, Andalucía y más tarde el resto de las comunidades…

España y Marruecos tal vez deben entenderse, comunicarse, defenderse y cooperar para mejorar sus relaciones bilaterales y para el bien común de los dos pueblos vecinos.

La variedad lingüística, la etnia y la religión nunca han sido criterios justos para poder independizarse. Si adoptamos el factor lingüístico, Gran Bretaña, EE UU y los países anglosajones deben reunirse en un solo estado porque hablan la misma lengua. España, los países de América Latina y Guinea Ecuatorial deben hacer lo mismo. Marruecos, Arabia Saudí, Qatar y los países árabes deben componer lo mismo… y dejamos la lista abierta. En cuanto a la etnia, ¿los árabes deben forjar un país árabe simplemente por ser árabes?, ¿los africanos deben tomar el mismo camino por ser africanos? y ¿los latinoamericanos deben hacer lo mismo por tener la misma etnia?

La religión a su vez, limitará los países en tres o depende del número de las creencias religiosas… Así que los musulmanes deben hacer su propio Estado, los cristianos igual y los judíos lo mismo. Así tendremos un nuevo desorden mundial basado en criterios lingüísticos, étnicos, religiosos… dirigido por lobbies multinacionales.

Me pregunto siempre lo mismo: si adoptamos estos criterios, ¿para qué sirven estos términos: “convivencia”, “respeto”, “diálogo entre las religiones”, “diálogo entre las civilizaciones”, “democracia”, “justicia” “libertad de credo”…? Creo que la pregunta conlleva respuestas, pero pocos son los que entienden bien estos términos porque a veces los intereses materiales no dejan a la gente asimilar lo abstracto.   

Hoy los pueblos tienen que ser conscientes de lo que se planifica a escondidas, para perturbar y desordenar el mundo al ritmo de los intereses de los lobbies multinacionales o, mejor dicho, los grupos de presión internacional. En este artículo concluyo otra vez con lo que dijo Hassan II: “Il ne faut pas perdre son temps à avancer des arguments de bonne foi face a des gens de mauvaise foi”.

¿Se desordena el mundo al ritmo de los intereses de los lobbies multinacionales?
Comentarios