El inminente regreso de Juan Carlos I a España abre una nueva grieta en el Gobierno

Juan Carlos I, rey emérito y Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. Mundiario.
Juan Carlos I, rey emérito y Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. / Mundiario.
El alcalde de Sanxenxo confirma la visita del rey emérito este fin de semana. Unidas Podemos y los socios del Ejecutivo de coalición exigen que se elimine la inviolabilidad de la que goza el monarca. 
El inminente regreso de Juan Carlos I a España abre una nueva grieta en el Gobierno

Juan Carlos I regresará a España en los próximos días. Así lo ha confirmado este martes el alcalde del municipio de Sanxenxo (Pontevedra), Telmo Martín, quien ha explicado que el rey emérito asistirá, este fin de semana, a una regata de vela en la que participa el barco que capitanea, el Bribón.

"No sé si viendo la regata o participando en ella, pero estará aquí", ha asegurado Martín. "Nosotros estamos encantados de poder demostrarle el cariño que sentimos por él después de casi dos años de ausencia", ha añadido, sin ofrecer detalles sobre la fecha de llegada del padre de Felipe VI al país.

La visita del monarca al municipio pontevedrés no ha sido confirmada por Zarzuela, que, de momento, solo ha anunciado que Juan Carlos I se reunirá con su hijo en Madrid. El reencuentro ha sido cerrado en una visita del Rey a la capital de los Emiratos Árabes Unidos, y marcará el regreso del emérito a España por primera vez desde 2020, cuando se instaló en Emiratos Árabes en medio del escándalo por las investigaciones en torno a su fortuna.

grieta en el Ejecutivo

La posibilidad, sin embargo, ha abierto ya una nueva grieta en el Ejecutivo. La portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez García, ha afirmado que la decisión sobre el hipotético regreso de Juan Carlos I atañe exclusivamente a la Casa Real, y que el Gobierno la respetará. Asimismo, la portavoz del PSC en el Senado, Eva Granados, que ha subrayado que el regreso del Emérito sería un acontecimiento de carácter exclusivamente “privado” y familiar, “dentro de la normalidad” y “sin más relevancia” que la propia de un “reencuentro entre padre e hijo”.

En contra, Unidas Podemos y a los socios del Ejecutivo de coalición han criticado que Juan Carlos I regrese a España para participar en una regata y no para dar explicaciones sobre los escándalos que han salpicado al monarca. La formación morada sostiene que la visita es una operación de "blanqueo" con la que el emérito no podrá ocultar el "reproche social" en su contra.

El presidente del grupo morado, Jaume Asens, ha calificado el regreso de "insulto a la ciudadanía", ya que "debería volver para dar explicaciones, no para disfrutar de sus vacaciones en un barco".

inviolabilidad del Rey

Así, Unidas Podemos, PNV, EH Bildu, Más País, Junts, PDeCAT y la CUP han vuelto a exigir que se elimine la inviolabilidad del Rey, además de que se revisen las actividades de la Casa Real. "Es un problema gravísimo de nuestra democracia", ha advertido el portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, en una rueda de prensa en el Congreso, en la que ha acusado al emérito de estar "riéndose de los españoles". "La institución monárquica está diseñada para delinquir", ha sentenciado. "Lo que nos preocupa es la inviolabilidad perpetua siga sin regularse", ha remachado la dirigente de EH Bildu, Mertxe Aizpurua.

El PSOE, por su parte, ha elegido alejarse de estos grupos al señalar que "no tiene nada que objetar" sobre el retorno del rey emérito a España, ya que "no hay impedimento" para ello. "Como siempre, respetamos todas las decisiones que se adopten en la Casa Real", ha apostillado el portavoz del grupo socialista, Héctor Gómez. @mundiario

El inminente regreso de Juan Carlos I a España abre una nueva grieta en el Gobierno
Comentarios