Buscar

MUNDIARIO

Los catalanes contrarios a la independencia aumentan y superan a los partidarios

Así se desprende de una encuesta encargada por la Generalitat de Cataluña, realizada antes de que conociera la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes del procés. El 48,8% de la población rechaza la secesión y el 41,9% la apoya, en el resultado más bajo desde junio del año 17.
Los catalanes contrarios a la independencia aumentan y superan a los partidarios
Manifestación independentista en Cataluña. / RR SS
Manifestación independentista en Cataluña. / RR SS

El independentismo sigue su merma lenta en Cataluña y la comunidad empieza a inclinar por completo la balanza. Hoy por hoy, apenas un 41,9% de los ciudadanos catalanes apoya la independencia, en tanto que un 48,8% la rechaza, alcanzando así la cifra de rechazo más alta desde julio de 2017. La distancia entre detractores y partidarios de la separación catalana es ya de 6,9 puntos. Eso se entiende viendo las estadísticas del Centre d'Estudis d'Opinió de la Generalitat (CEO) que se difundieron este viernes bajo el título Cosmopolitismo y localismo en Cataluña y realizada entre el 16 de septiembre y el 7 de octubre de este año, justo en las vísperas de la sentencia del juicio del procés. La muestra total fue de 1.500 personas con un margen de error de 2,53.

En comparación a la última encuesta del CEO de julio de este mismo año, la ventaja de los detractores de la independencia en relación a quienes la apoyan se dispara nuevamente. En aquel último estudio el separatismo tenía 44% de seguidores, mientras que del bando contrario se sumaba un 48,3%. La distancia era de 4,3 puntos en relación a los 6,9 de la encuesta difundida este viernes.

En la misma encuesta se le preguntó a los catalanes qué creen que Cataluña debería ser. Si bien es cierto la respuesta más votada de las cuatro posibles fue "un Estado independiente", la misma recibió el apoyo de solamente un 33,6% de los encuestados, el porcentaje más bajo de los últimos siete años. Apenas en abril del año pasado, la opción contaba con el respaldo del 40,8% de los participantes. La segunda opción más votada, con un 28%, es que debería permanecer como comunidad autónoma, seguido de un estado dentro de una España federal, opción que sumó un 21,6%, y por último que debería ser una región de España, 7,8%.

A la vez, el sondeo de la Generalitat interroga sobre el nivel de autonomía de Cataluña. Hasta un 58,8% creen que no basta, pero es también la cifra más baja de los últimos tiempos. Para encontrar un dato similar hay que regresar hasta 2007 para encontrar una respuesta con un porcentaje menor al 60%. En simultáneo, el 25,1% consideran que la autonomía actual basta. Apenas un 6,5% cree que Cataluña tiene lo que se tildó de "demasiada autonomía".

En las últimas elecciones generales, los partidos independentistas (Esquerra Republicana, Junts per Catalunya y la CUP) obtuvieron el 42,59% de los votos, en tanto que los constitucionalistas se hicieron con el 39,85%. El séquito constitucionalista incluye posturas totalmente opuestas entre sí como el PSC, PP, Ciudadanos y hasta Vox. En el punto medio está En Comú Podem, que está a favor de la celebración de un referendo y que el domingo sumó un 14,18% de los votos en la comunidad.

De igual forma, el sondeo interroga por el apoyo a la Familia Real. Hasta un 72,9% de los catalanes la reprueban, en tanto que un 25,1% la aprueban y apenas un 1,9% no sabe o no contesta, y la media de valoración es de 2,17. En relación a qué grado de confianza le merecen a los ciudadanos diversas instituciones, el Govern se hace con una media de 4,44; el Gobierno un 3,08; y los Mossos d'Esquadra 6,18, explica El País. @mundiario