ERC se ha apuntado un triunfo histórico y se ha llevado por delante a JpC

Gabriel Rufián (centro), líder de ERC. / Twitter
Gabriel Rufián (centro), líder de ERC. / Twitter

Con 22 diputados, el partido se apunta un triunfo histórico. Sus líderes disparan la primera bala al insistir en celebrar un referendo independentista a toda costa.

ERC se ha apuntado un triunfo histórico y se ha llevado por delante a JpC

En lo que fueron las elecciones con mayor participación en los últimos 37 años, Esquerra Republicana se agenció un triunfo histórico en las elecciones generales en Cataluña. La agrupación independentista es la primera de su especie en ganar estos comicios, quedándose con 15 diputados, seguido del PSC, el partido socialista, que ganó 12 escaños. La pelota está ahora en campo de Pedro Sánchez, quien visto lo visto podría negociar el apoyo de los secesionistas, quienes quedan en un sitio inmejorable.

Parece que todos los roces y conflictos en tierras catalanas sirvió de trampolín para los independentistas, especialmente al sector que apuesta por una vía pactada para su independencia. El triunfo de ERC es también un triunfo de mártir para Oriol Junqueras, candidato del partido pese a cumplir prisión preventiva.

Los chicos de Junqueras han obtenido seis escaños más en relación a los comicios de 2016. De paso, superaron aunque sin abasallar a Junts per Catalunya, el otro gran partido independentista que tiene como líder a otro encarcelado, Jordi Sànchez, que obtuvo siete diputados. Si bien es un resultado mejor que el esperado en estudios de opinión, lo cierto es que es el peor también en su historia. Por ello, han evitado dar un análisis de los números individuales y, por medio de la segunda en su organigrama, Laura Borràs, celebraron el triunfo del independentismo en general.

En total, las agrupaciones secesionistas obtuvieron el 39,4% de los votos, la cifra más alta de su historia, dejando atrás el 32% de 2016. Así, contarán con 22 escaños en el Organismo Legislativo, superando los 17 que tuvieron en esta legislatura. No obstante, han vuelto a quedar en evidencia al seguir sin llegar al 50% de los votos obtenidos, una cantidad de la que presumen tener en el electorado pero que jamás han cosechado. Algo habrá tenido que ver el Partido Socialista de Cataluña (PSC). Los de Miquel Iceta emitieron en toda su campaña un discurso de reconciliación entre independentistas y no independentistas, así como una decidida intención de no tocar el tema de otro referendo independentista, pero tampoco dar el visto bueno a una intervención a la comunidad, tal y como exigía Vox.

El siguiente paso, y tal vez el más importante, será ver qué hace este sector con sus 22 escaños. Con Pedro Sánchez convencido de que no pactará con Ciudadanos, una de las vías que se abren es la de pactar con los dos grandes partidos catalanes. No obstante, ni ERC ni JpC esperan que Sánchez les conscienta el chiste de hacer un nuevo referendo de independencia, por lo que éstos deberán encontrar la forma de mantener el proyecto con vida sin imponerla como condición irrefutable al actual jefe de Gobierno. Mientras en Junts per Catalunya se pasa de puntillas respecto al tema, en ERC no se muerden la lengua y el vicepresidente de la actual administración catalana, Pere Aragonès, dijo que la tensión en Cataluña no terminará hasta que se celebre "un referéndum de autodeterminación". @mundiario

ERC se ha apuntado un triunfo histórico y se ha llevado por delante a JpC
Comentarios