La imputación de Cospedal enturbia la cruzada de Casado contra los indultos

Pablo Casado. / RR SS
Pablo Casado. / RR SS
El PSOE insistirá con el tema en la comisión del caso Kitchen, donde citarían al líder del PP que se ha negado a hablar sobre la corrupción de la exsecretaria general del partido.
La imputación de Cospedal enturbia la cruzada de Casado contra los indultos

Un golpe inesperado ha recibido el PP. Tras conocerse la imputación judicial de Dolores de Cospedal, secretaria general de los populares durante 10 de los 14 años de mandato de Mariano Rajoy, la campaña de Pablo Casado contra los indultos a los presos del procés ha quedado enturbiada. Y eso ha sido aprovechada por el PSOE y Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados. 

La imputación de Cospedal por la Audiencia Nacional está relacionada con la operación de espionaje al extesorero popular Luis Bárcenas, que se urdió en el seno de la Policía Nacional en 2013 y que utilizó fondos reservados. El juez instructor considera que existen indicios suficientes de que la exdirigente política y su marido participaron en la trama, al igual que Jorge Fernández Díaz, exministro del Interior, imputado el pasado año.

En ese sentido, la cúpula del PP ha quedado descolocada ya que comenzaban a agarrar viada para irse contra el Gobierno de Pedro Sánchez por el tema de los indultos. Sin embargo, el fantasma de la corrupción por hechos pasados en los populares, deja sin piso a Casado, quien ha guardado silencio ante la prensa en su visita a Ceuta. 

“Yo hace cuatro meses dije que no iba a volver a hablar de cuestiones que no me corresponde valorar, que nada tienen que ver con mi responsabilidad como presidente del PP y mucho menos tienen que ver con las preocupaciones que ahora tienen los españoles y la necesidad de soluciones que hoy hemos venido a aportar”, ha afirmado Casado.

 El PP quiso centrar este jueves el foco en esta crisis en la que ha responsabilizado al Gobierno pidiendo la dimisión de la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, pero la corrupción volvió a estropearle los planes.Y lo aprovecharon el PSOE y sus aliados como Podemos. Ambas formaciones  no están dispuestos a pasar página, y así se verá con el futuro de la comisión del caso Kitchen.

El plan es trasladar a otoño las comparecencias suspendidas del expresidente Mariano Rajoy y los exministros Jorge Fernández Díaz y Dolores de Cospedal, y citar también a Casado y a la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. 

Los socialistas ya han mantenido contactos informales con otros partidos para alargar la duración de esa comisión hasta diciembre. La mesa de la comisión Kitchen, que investiga en las Cortes la utilización ilegal de medios y recursos del Ministerio del Interior del Gobierno de Mariano Rajoy para beneficiar al PP y ocultar pruebas que le pudieran perjudicar en el caso de la financiación ilegal. @mundiario

La imputación de Cospedal enturbia la cruzada de Casado contra los indultos
Comentarios