Impeachment a Trump: los demócratas consiguen seis nuevos votos republicanos

Los senadores demócratas llegando al Congreso, en cuya Cámara alta iniciaron este martes el segundo impeachment al expresidente Donald Trump. / AS USA
Los senadores demócratas llegando al Congreso, en cuya Cámara alta iniciaron este martes el segundo impeachment al expresidente Donald Trump. / AS USA
En total, los demócratas necesitan 17 votos republicanos para llegar a los 67 (dos tercios del Senado) con los que podrán declarar culpable a Trump e inhabilitarlo políticamente.
Impeachment a Trump: los demócratas consiguen seis nuevos votos republicanos

Una controvertida figura sigue teniendo en vilo a EE UU. El órgano donde se hacen las leyes de la mayor potencia mundial, que hace poco más de un mes fue sometido a un asalto extremista, hoy se ha convertido en un tribunal de inquisición, pero también en una tensa arena política, contra el 45° presidente de los Estados Unidos, el hoy expresidente Donald Trump. El objetivo de la mayoría demócrata es mantener la estabilidad de la democracia liberal más antigua del planeta, y para lograrlo, deberán evitar que el fenómeno del nacionalismo-proteccionismo regrese a la Casa Blanca de la mano de Trump.

Es por ello que el segundo día del segundo juicio político (impeachment) a Donald Trump transcurre, ya no con el debate de si es constitucional o no juzgar a un expresidente -moción aprobada este martes con 56 votos a favor y 44 en contra-, sino en la solidez de los argumentos demócratas para que el jurado, el presidente del Senado, que hace las veces de juez y los senadores republicanos descontentos con Trump puedan inclinarse hacia la decisión de declarar culpable al exmandatario.

La movida política en la Cámara alta demuestra que, además de ser un juicio político, es un verdadero escenario de negociación en el que, en un hecho sin precedentes cuando se trata de una presidencia, ha generado una alianza entre la mayoría demócrata y un grupo de republicanos que son seguidores de la democracia, no de la figura de Trump. Entonces, los liberales ahora suman nuevos votos con los que buscan llegar al umbral que les permitirá romper la barrera de los dos tercios para declarar culpable al expresidente de incitación a la insurrección.

Un viraje político que pone a Trump en una mayor desventaja

Bill Cassidy, de Luisiana; Susan Collins, de Maine; Lisa Murkowski, de Alaska; Mitt Romney de Utah; Ben Sasse, de Nebraska, y Patrick Toomey, de Pensilvania. Ese es el grupo de seis senadores que este miércoles han optado por sumarse a los alegatos de los demócratas para imputar a Trump por su responsabilidad política en la obstrucción a la democracia, por lo cual ahora crece el argumentario para condenarlo al final del juicio.


Quizás también te interesa:

El Senado de EE UU vota a favor de juzgar a Trump como expresidente


Sin embargo, esa cantidad de votos no es suficiente, pues aunque los demócratas controlan la mayoría simple (50 senadores más uno con el voto de la presidenta del Senado, Kamala Harris, también vicepresidenta de EE UU), en esta ocasión ella no preside el juicio, sino que lo hace otro senador que no tiene facultad de emitir su voto en el impeachment, por lo cual los demócratas tienen 50 apoyos (del total de 100 escaños del Senado), y eso los obliga a convencer a 17 senadores republicanos para llegar a los 67 votos, que equivalen a los dos tercios exigidos por la Constitución para imponer un veredicto de culpabilidad contra el acusado. Ya acumulan 56 (con los seis republicanos sumados hoy), pero aún deben conseguir los votos de 11 senadores restantes que todavía mantienen cierta afinidad política con el expresidente.

Las palabras pronunciadas al inicio de la sesión de este miércoles por el congresista Jamie Raskin, líder del equipo acusador, sobre que  “el 6 de enero Trump cambió su papel de comandante en jefe y se convirtió en incitador en jefe”, han generado una especie de transición en la ideología de los senadores republicanos sobre un proceso que no se trata de partidos, sino  de la supervivencia de la democracia estadounidense y de la estabilidad política del país.

Hasta ahora, lo más importante del juicio por el segundo impeachment a Donald Trump son esos seis nombres. Su influencia podría ayudar a los demócratas a convencer a los otros 11 senadores que faltan para construir la base matemática y el quórum necesario para inhabilitar a Trump de ejercer cargos públicos en el futuro, lo que lo vetaría inmediatamente de postularse en las elecciones presidenciales de 2024, pues ese es el trasfondo de este proceso: evitar que Trump vuelva a la Casa Blanca. @mundiario 

Impeachment a Trump: los demócratas consiguen seis nuevos votos republicanos
Comentarios