Buscar

MUNDIARIO

Iglesias insiste en su propuesta de gobernar con el PSOE en el Ejecutivo

El líder de Unidas Podemos ha dicho que Pedro Sánchez debe aceptar una coalición para cerrarle el paso a las intenciones de la derecha de ganarle el pulso para estar en La Moncloa. 
Iglesias insiste en su propuesta de gobernar con el PSOE en el Ejecutivo
Pablo Iglesias. - Twitter.
Pablo Iglesias. - Twitter.

Pablo Iglesias ya ha fijado su posición lo que debe pasar en España en las próximas semanas. El líder de Unidas Podemos ha cerrado filas en  volver a insistir con su propuesta de gobernar en coalición con el PSOE, de Pedro Sánchez, en La Moncloa tras las elecciones del 10-N. Como se ve, su posición respecto al 28-A no ha cambiado para nada. 

De acuerdo a fuentes citadas por El País, Iglesias encabezó una nueva reunión de la ejecutiva de su partido. Allí se planteó que como primera premisa negociar un acuerdo integral, es decir, de programa y cargos, con los socialistas a cambio de darles sus votos en el Congreso cuando Sánchez se presente para una nueva investidura. 

Sin embargo, en la interna de Unidas Podemos no todos están de acuerdo con la propuesta de Iglesias. De hecho, el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha dicho que debe tomarse con pinzas las nuevas negociaciones con los socialistas.  “Estamos de acuerdo con una coalición, pero hablar de composiciones de Gobierno es precipitado”, dijo este lunes.

“Pedro Sánchez debe dar el primer paso como ganador de las elecciones”, afirmó Garzón. En esa línea, ha dicho que Unidas Podemos es "un espacio de unidad, no homogéneo”. La posición discordante del líder de IU con Iglesias no resulta ser la primera vez. En julio pasado,  en pleno debate de investidura de Sánchez, los diputados de IU comunicaron que su voto era la abstención antes de que el grupo confederal acordara una postura conjunta.

Como sea, los líderes de Podemos en distintos territorios de España amanecieron el 11-N inundando las redes sociales con mensajes de apoyo a la propuesta de Iglesias. Sin embargo, no hicieron ningún análisis interno de los resultados de las últimas elecciones. La principal novedad fue el avance de la formación ultra Vox.

Ninguno de ellos, como tampoco lo hizo Iglesias la noche electoral, planteó algún tipo de autocrítica. Asumen parte de la responsabilidad de la caída en votos del bloque progresista, pero en la balanza de las culpas siempre pesa más la bandeja del PSOE. El otro nombre propio que se coló en el discurso de UP fue Errejón, a quien atribuye la fragmentación del voto progresista. @mundiario