El homenajeado Rubalcaba estaba en contra de las políticas de Sánchez

Rubalcaba 1 [640x480]
El libro que recuerda a Rubalcaba
Sorprende que Sánchez y los suyos rindan homenaje al mismo cuyos consejos, ideas y advertencias despreciaron 
El homenajeado Rubalcaba estaba en contra de las políticas de Sánchez

Hay un testimonio espeluznante en el que Rubalcaba dice que Sánchez dejó de hablar con él, cuando le advirtió de los riesgos de ir a la investidura con el apoyo de Podemos y de los independentistas, como luego ocurriría. Rubalcaba previno a Sánchez de que a la Moncloa no se podía llegar de cualquier manera, sino con apoyos sólidos y no con un partido como Podemos que era partidario del referéndum de independencia de Cataluña y de los propios independentistas. Hay un vídeo que puede ser consultado donde el aludido lo cuenta con detalle.

Ha habido tres aspectos visuales que llaman la atención de este 40 congreso del PSOE por su contenido simbólico: Lo primero, es que el mismo que creó el PSOE moderno en Suresnes pida al actual primer secretario del partido que respete su derecho a opinar, aunque sea críticamente, cosa que uno pensaba que no se discutía; la segunda es la total rendición de aquellos considerados barones que se manifestaron expresivamente críticos con las cesiones de Pedro Sánchez a Cataluña y otras alianzas de éste, que se pueden recuperar en las hemerotecas. Y por último el homenaje al ex secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, que siempre se manifestó crítico con las alianzas y experimentos de Sánchez, ya con Podemos o el independentismo catalán.

Resulta chocante que Sánchez y los suyos rindan homenaje al mismo cuyos consejos, ideas y advertencias despreciaron olímpicamente, como el propio Rubalcaba se quejaba. Pero es que además hay un testimonio irrefutable gracias a uno de los más próximos hombres del sanchismo, nada menos que el exsecretario general del PSC y ministro de Cultura, Miguel Iceta. El presidente del congreso, Ximo Puig, se refirió al dirigente fallecido como "un maestro del parlamentarismo, del sentido de Estado y de la decencia. Un hombre audaz, humilde y sincero que encarnó la mejor actitud del partido", en referencia al compromiso político y el talante conciliador, un valor en estos tiempos líquidos".

Un libro que deja claro lo que pesaba Rubalcaba

Pero aparte de los testimonios, como sus declaraciones en televisión sobre los riesgos a que las políticas de Sánchez sometían al país y al partido, hay otras evidencias notables de sus diferencias. En el libro “Rubalcaba, un político de verdad, Miguel Iceta se hace eco de lo que el fallecido dirigente pensaba de Sánchez, en la biografía escrita por el periodista Antonio Caño. Rubalcaba, según este libro y testimonio, pensaba que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "no era un socialista ni un "socialdemócrata", sino que lo tenía por un radical de izquierdas", según revela el primer secretario de PSC, Miquel Iceta, en una biografía sobre el histórico dirigente socialista escrita por el periodista Antonio Caño.

El testimonio de Iceta es fundamental en la obra del ex director de “El País”, donde, entre otros aspectos, se destaca el papel de Rubalcaba en asuntos capitales de la historia de España como le negociación para el final de ETA o la abdicación de Juan Carlos. Pero resulta especialmente interesante la parte dedicada quien le sustituyó en 2014 al frente del partido del que fuera secretario general del 2012 al 2014.

Según el testimonio de Iceta, Sánchez hizo oídos sordos a la experiencia y consejos de su predecesor, lo que ahondó las distancias entre ambos. El ex secretario general del PSC confiesa que sin que lo supiera Sánchez, él seguía consultando a Rubalcaba, quien discrepaba en profundidad de los actos de primero. Hay un testimonio espeluznante en el que Rubalcaba dice que Sánchez dejó de hablar con él, cuando le advirtió de los riesgos de ir a la investidura con el apoyo de Podemos y de los independentistas, como luego ocurriría. Rubalcaba advirtió a Sánchez que a la Moncloa no se podía llegar de cualquier manera, sino con apoyos sólidos y no por un partido como Podemos que era partidario del referéndum de independencia de Cataluña y de los propios independentistas.

El homenajeado Rubalcaba estaba en contra de las políticas de Sánchez
Comentarios