Las hijas de Putin y los bancos rusos: la reacción de EE UU ante los crímenes de Bucha

Vladímir Putin. / RT
Vladímir Putin. / RT

La potencia toma acciones luego del discurso del presidente Zelensky ante la ONU donde acusó a Rusia de crímenes de guerra. A su vez, Reino Unido persigue a los oligarcas.

Las hijas de Putin y los bancos rusos: la reacción de EE UU ante los crímenes de Bucha

Sin entrometerse de forma directa en la guerra, EE UU, Reino Unido o la Unión Europea siguen reforzando sus sanciones contra Rusia por la invasión de Ucrania. Tras el discurso del presidente Volodímir Zelensky ante las Naciones Unidas (ONU) donde mostró pruebas de lo que llamó "crímenes de guerra" cometidos por Rusia en Bucha, Washington responde con una nueva batería de sanciones que esta vez se centra en el círculo más personal de Vladímir Putin, puesto que el gobierno estadounidense anuncia sanciones directas contra las dos hijas conocidas del mandatario ruso.

El mismo presidente Joe Bien se ha mostrado indignado antes las inhumanas imágenes que dejaron atrás los soldados rusos tras abandonar Bucha. A dicho lugar se trasladaron las fuerzas ucranianas y al llegar se encontraron con un escenario dantesco protagonizado por imágenes de personas asesinadas y esparcidas por la calle, algunos con signos de tortura y hasta fosas comunes con menores asesinados. 

La Casa Blanca ha determinado que las nuevas sanciones están encaminadas a “prohibir nuevas inversiones en Rusia” y también aumentar las dificultades financieras de este país atacando a su "mayor banco" y castigando de forma directa a los funcionarios del gobierno ruso así como a sus familiares. Las sanciones estadounidenses hacen especial énfasis en las dos hijas "adultas" de Vladímir Putin, Katerina Tijonova y Maria Vorontsova, también las únicas conocidas. Gracias a dichas sanciones, las hijas del presidente ruso quedan fuera “del sistema financiero de EE UU y que sus activos en el país quedan congelados”.

Las sanciones también trasntocan a la esposa e hija del ministro de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov. Otros afectados son varios miembros del Consejo de Seguridad de Rusia, así como Dmitri Medvédev, expresidente y ex primer ministro, y el primer ministro en la actualidad, Mijaíl Mishustin. A su vez, el Reino Unido aumento su lista de oligarcas rusos sancionados, incluyendo ocho nombres, de los que destacan Serguéivich Ivanov, Moshe Kantor, Leonid Mikhelson y Andréi Guriev. 

El bloqueo de EE UU afecta igualmente a Sberbank, la mayor institución financiera de Rusia, y a Alfa Bank, su mayor banco privado. La Casa Blanca informó que Biden “firmará una nueva orden ejecutiva que incluye una prohibición de nuevas inversiones en Rusia por parte de estadounidenses dondequiera que se encuentren, y eso aislará aún más a Rusia de la economía global. Esta acción se basa en la decisión tomada por más de 600 empresas multinacionales de salir del país”. 

De igual forma, el Departamento del Tesoro anunciará un paquete de sanciones contra las empresas estatales rusas. El paquete de medidas económicas con el que Occidente está asfixiando a Rusia podría conseguir que el PIB de dicho país se contraiga hasta un 15% durante este 2022, causando más de una década de retroceso económico. Rusia dejará de ser una potencia mundial a medida que la guerra y los ataques contra Ucrania se mantengan. @mundiario

Las hijas de Putin y los bancos rusos: la reacción de EE UU ante los crímenes de Bucha
Comentarios