"Me hicieron quitar los pantalones, la franela, el sostén...", denuncia Lilian Tintori

Lilian Tintori, la mujer de Leopoldo López
Lilian Tintori, la mujer de Leopoldo López

La mujer del preso político venezolano Leopoldo López ha denunciado trato vejatorio por parte de los funcionarios de prisiones, quienes la obligaron a desnudarse por completo para poder ver a su marido.

"Me hicieron quitar los pantalones, la franela, el sostén...", denuncia Lilian Tintori

El político venezolano Leopoldo López se encuentra encarcelado desde el pasado mes de septiembre con una condena de 13 años por supuesta incitación a la violencia durante las protestas antigubernamentales de 2014, que dejaron 43 muertos y cientos de heridos. La oposición al régimen de Maduro siempre ha condenado esta sentencia y busca que Leopoldo y el resto de presos políticos vean la luz, considerando injusta y, en definitiva, falsos, los hechos por lo que han sido encarcelados. La oposición considera que únicamente están en la cárcel por pensar diferente a Nicolás Maduro. Como todo preso, López puede recibir visitas. Lilian Tintori, su mujer, lo visita a menudo, pero en su último encuentro el pasado domingo, la esposa del político venezolano ha denunciado ante la Fiscalía haber recibido un trato degradante.

"Me hicieron quitar los pantalones, la franela, el sostén, las pantaletas. Les dije que tenía la menstruación y me dijeron que me quitara las pantaletas y me quitara el módems (toalla higiénica)", declaró Tintori a periodistas desde el Ministerio Público en Caracas.

El Código Orgánico Procesal Penal de Venezuela dice que los funcionarios pueden realizar inspecciones "siempre que haya motivo suficiente para presumir que oculta entre sus ropas o pertenencias o adheridos a su cuerpo objetos relacionados con un hecho punible".

Por su parte, el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), una organización no gubernamental, condenó lo que calificó de "agresiones". "Organismos internacionales como el Comité Contra la Tortura y la Corte Interamericana de Derechos Humanos han establecido que los procedimientos invasivos al momento de realizar las requisas constituyen prácticas violatorias de la integridad física y psíquica de las personas privadas de su libertad así como también de sus familiares en situaciones de visita", se lee en el comunicado del OVP.

"Me hicieron quitar los pantalones, la franela, el sostén...", denuncia Lilian Tintori
Comentarios