Hawai revive un sistema de alarma de la Guerra Fría ante la amenaza de Corea del Norte

Kim Jong-Un, líder supremo de Corea del Norte, celebrando el lanzamiento de un misil. / KCNA
Kim Jong-Un, líder supremo de Corea del Norte, celebrando el lanzamiento de un misil. / KCNA

La tecnología de alerta está concebida para alertar a la población de un ataque nuclear inminente. 

Hawai revive un sistema de alarma de la Guerra Fría ante la amenaza de Corea del Norte

Las campanas han vuelto a sonar y la amenaza de una guerra nuclear asalta -una vez más- la agenda del mundo. Corea del Norte ha prometido cobrarse con fuego cada cuenta pendiente y su avanzado programa armamentístico así lo confirma. El reciente lanzamiento de un potente misil capaz de llegar a cualquier parte de Estados Unidos ha encendido todas las alarmas. Este viernes Hawai ha desempolvado uno de sus métodos de antaño ante las amenazas: un viejo sistema de alarma nuclear, exactamente igual al que se utilizaba en la Guerra Fría.

La tecnología de alerta ha sido concebida para informar a los habitantes de un ataque atómico inminente y según ha informado la Agencia de Gestión de Emergencias (HEMA, por sus siglas en inglés), a través de un comunicado de prensa, desde ahora sonará unos 50 segundos el primer día hábil de cada mes a partir de este primero de diciembre. En ese sentido, el Tono de Advertencia de Ataque, que los habitantes hawaianos han descrito como un “tono quejumbroso” se oirá después del clásico ensayo mensual de las sirenas de alarma para desastres naturales.

Asimismo, las autoridades han detallado que el mecanismo consiste en una red de 400 sirenas, destinadas a dar un preaviso de peligro de 12 o 13 minutos a la población, con el fin de que las personas puedan ponerse a salvo en la medida que sea posible. "La respuesta principal de la HEMA ante la amenaza de un ataque nuclear con misiles balísticos de parte de Corea del Norte ha sido educar al público sobre las mejores acciones que pueden tomar para incrementar sus chances de sobrevivir", ha detallado el portavoz del organismo dependiente del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Richard Rapoza.

 

Los representantes de la HEMA no han escondido su temor por una inminente guerra entre Corea del Norte y Estados Unidos y han preferido educar al pueblo para que esté preparado ante el peor de los escenarios. "El tiempo de tránsito para un misil de Corea del Norte hasta Hawai es de unos 20 minutos. Teniendo en cuenta el tiempo que toma confirmar el lanzamiento, calcular el objetivo y alertar al público, quien escuche la sirena de alerta tendría entre 12 y 13 minutos para ponerse a cubierto", explicó Rapoza, al tiempo que subrayó que este tiempo “no es suficiente para llegar a un refugio designado especialmente”, por lo que recomiendan “quedarse en el hogar o ponerse a cubierto dentro de un edificio cercano si uno está afuera cuando suene la sirena".

Hawaii es sede de la principal base de la marina de Estados Unidos en el océano Pacífico, por lo que los expertos creen que sería uno de los primeros puntos que Pyongyang intentaría atacar, no solo por el duro golpe que en materia de defensa esta acción significaría, sino también porque destruir una zona que constituye un gran símbolo de la proyección geopolítica de Washington en el sureste asiático, sería una cachetada directa al ego de la nación norteamericana. 

De hecho, hace poco el Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR, por sus siglas en inglés) presentó una lista de los posibles objetivos principales que la nación norcoreana buscaría destruir, y la isla hawaiana, junto a Guam, ocupa la posición número 7, por detrás del Pentágono, la Casa Blanca y las grandes urbes como Manhattan.  

De acuerdo a la HEMA, un ataque con una bomba nuclear de 150 kilotones sobre Oahu –la isla más poblada del archipielago- produciría unos 18.000 muertos instantáneamente, y entre 50.000 y 120.000 heridos. @mundiario

Hawai revive un sistema de alarma de la Guerra Fría ante la amenaza de Corea del Norte
Comentarios