Buscar

MUNDIARIO

La crisis ha demostrado el fracaso del modelo neoliberal imperante en Europa

El éxito de la credibilidad del modelo socialdemócrata dependerá de las fuerzas políticas que lo asuman. Necesitan hacer más pedagogía, mantener su ideario sin bandazos ideológicos, y por supuesto, a políticos que sepan transmitir, explicar y seducir.

La crisis ha demostrado el fracaso del modelo neoliberal imperante en Europa
Olof Palme.
Olof Palme.

Olof Palme que estás en los cielos, supongo que estarás tan perplejo como yo viendo el devenir de Europa y en particular España, durante años tuvimos la confianza del electorado español que nos permitió llevar  cabo profundas reformas sociales con leyes valientes y que bajo las premisas que son nuestro credo ideológico de Justicia Social, Igualdad y Solidaridad construimos una sociedad más justa y solidaria, reconocedora de la pluralidad, de  los derechos civiles y el afianzamiento del llamado Estado de Bienestar que no es otra cosa que igualar oportunidades y asegurar servicios públicos de calidad para todos y todas . Ahora el electorado nos da la espalda y no confían en nosotros, y sin embargo desde mi mirada optimista creo que estamos en el caldo de cultivo perfecto para que la Socialdemocracia recupere el protagonismo y las riendas del los gobiernos europeos, empezando por mi país.

Sí, eran buenos tiempos, pero todo se vino abajo con la llegada del modelo neo conservador, imagínate, la asunción de un modelo que ponía a la desigualdad como principio del progreso social, Recortar impuestos, reducir los servicios públicos, acosar  a los sindicatos, y lo peor de todo, impulsar la ilusión de que la grandeza, de que la prosperidad de un país dependía de que  los ricos aumentaran los ingresos y que los servicios públicos fueran mercado, que fueran las empresas privadas en forma de escuelas y de hospitales los que se ocuparan de cubrir las necesidades de la población: clientes, no pacientes, clientes, no alumnos. Se incentivaba a las clases medias al consumo de esos servicios ahora privados para generarles un orgullo de clase social prevaleciendo en ellos el orgullo individual frente al grupo; esto no fue cosa de un día claro, esto obedecía a un plan preconcebido del Poder Económico ahora Financiero, que convirtió con la complicidad de los estados neoliberales a las familias antes ahorradoras en familias ahora deudoras, en familias hipotecadas., o sea, endeudadas.

Antes las familias ahorraban y su consumo obedecía a un gasto controlado en bienes y servicios pero que no incluían la educación y la sanidad, garantizada por un Estado que velaba por estos servicios públicos

La crisis actual no es más que la evidencia del fracaso de un modelo neoliberal. Antes las familias ahorraban y su consumo obedecía a un gasto controlado en bienes y servicios pero que no incluían la educación y la sanidad, garantizada por un Estado que velaba por estos servicios públicos; el modelo neoliberal convirtió a la clase media en ciudadanos endeudados, hipotecados, y que el propio sistema abocaba al consumo para mantener una falsa idea de “clase” a la que ahora se resisten a abandonar.

No crees, Olof, que a todo esto también conduce la sociedad enferma de valores que se ha construido premeditadamente a nuestro alrededor en estos  últimos años,  donde la tecnología, donde los medios de comunicación, donde Matrix nos rodea y asfixia intencionadamente y tendenciosamente hacia la alienación del individuo, donde hemos perdido la capacidad de hablar en grupo y  frente a frente, donde con un mando distancia cambiamos de canal cuando algo no despierta interés, donde  a través de un ordenador damos  a un me gusta a una frase en contra de la Guerra y ya nos creemos que “cumplimos” porque es más fácil eso que salir a la calle en manifestación, y gritar! Para qué gritar pudiendo pulsar una tecla? O un mundo en el que donas un euro mediante tu teléfono móvil a una ONG en vez de acudir a una asociación  para preguntar ¿En qué puedo ayudar?. Que tenemos una Solidaridad de cartón piedra, y que es el propio Sistema el que fabrica esta sociedad de consumo absurdo y desnaturalizado, y que la Socialdemocracia no encuentra oídos no encuentra público en una Sociedad que ya no reconoce los principios de la solidaridad con el otro, el abrazo al diferente, la lucha por la igualdad de género, de clases sociales, la fraternidad de los pueblos, la Humanidad Universal, como propia.

¿Acaso no ven que el individuo solo es vulnerable, y tiene miedo, en grupo es invencible e invulnerable? El momento es ahora o no será. Yo llamo a la revolución, me niego a aceptar que mis hijas hereden una Sociedad enferma, y que ahora es el momento! Ahora la crisis mundial es el resultado del absoluto fracaso del Modelo neoliberal:  es necesario regular los Mercados financieros y volver a darle el protagonismo al Estado. Te acuerdas de la famosa frase “El Mercado no necesita regulación, se regula solo”? Valiente gilipollez.

Pero para ello necesitamos gobernar, para todo ello necesitamos ganarnos de nuevo la confianza y el voto de la gente. Y la gente ya no nos quiere, pero quiere querernos, cómo recuperar la credibilidad y alejarnos del caos que está instaurado en los partidos socialdemócratas. Tras los tremendos casos de corrupción política en la derecha española (estructural y piramidal) que en otro país hubiera sido el derrumbe del gobierno, me ha quedado claro una cosa: lo único –lo único– que no perdona el electorado es el caos. Y paradójicamente la democracia interna de los partidos socialdemócratas son los que generan el caos, irónico es poco. El  éxito de la credibilidad del modelo socialdemócrata depende de las fuerzas políticas que los presenten. Necesitamos hacer más pedagogía,  necesitamos mantener nuestro ideario sin bandazos ideológicos, y por supuesto, a políticos que sepan transmitir , explicar y seducir, líderes  cuya presencia y discurso  por sí sola atraiga la atención de la ciudadanía; la derecha puede permitirse poner (ellos no eligen) a una zapatilla como candidato o líder (con perdón para las zapatillas) porque tienen  el poder de los medios de comunicación, el IBEX y los Intereses Económicos de su parte, la izquierda solo tiene a la ciudadanía. Ese es nuestro poder, y nuestra causa.

¿Sabrá la socialdemocracia reaccionar y luchar contra los medios de comunicación y los intereses económicos? A veces me parece tan complicado y a la vez tremendamente sencillo, basta con luchar por sacar lo mejor de cada ciudadano, y preguntarles por qué no vamos  a poder ser solidarios, por qué no vamos a querer luchar porque  a todos nos vaya bien, reactivar la mentalidad colectiva de ayuda mutua y fraternidad, ciudadanos activos, preactivos en la lucha de los derechos y perder le miedo estudiado y creado por el Poder Económico para bombardear la voluntad (ellos los saben bien, divide y vencerás), nos quieren divididos y alienados porque así estamos desactivados.

La socialdemocracia vino a responder a la pregunta de si era posible crear una sociedad tolerante y solidaria en cooperación con el mercado

La socialdemocracia vino a responder a la pregunta de si era posible crear una sociedad tolerante y solidaria en cooperación con el mercado; lo es, ya lo hemos hecho y volveremos a hacerlo. Nuestro lema es y será siempre la defensa de las libertades individuales, la tolerancia, la confraternidad, la cooperación para la resolución de conflictos nacionales e internacionales, el desarrollo solidario y no en competencia continua de pueblos contra pueblos, ciudadanos contra ciudadanos, pobres contra pobres…y enfrentarnos al problema global de la crisis medio ambiental. Para mí ser socialdemócrata es ser simplemente ser una buena persona en sociedad; en el convencimiento de que se logra dando el protagonismo a  un Estado regulador y aumentando la inversión pública, blindando la Sanidad y la Educación Públicas, y todo ello pensando globalmente y como grupo, dejando atrás el egoísmo ,el individualismo y la alienación premeditada del individuo.

Al final parece que se trata de la eterna lucha del Bien contra el Mal, de la lucha del bienestar de todos frente al poder de unos pocos que atesoran el dinero cimentado en el miedo inyectado en  las mayorías, pero eso tú ya lo sabías, como lo sabía Luther King, y Gandhi, y JFK,..y de otros muchos hombres y mujeres que han contribuido a darnos luz a una forma de ver la vida inspiradora para miles de personas en el Mundo, entre las que me encuentro. Todos ellos fueron asesinados  bajo sospecha de una conspiración, como tú, quizás algún día sepamos la verdad verdadera de tantos misterios que quedarán sin resolver, o quién dirige realmente el Mundo ¿verdad? Y quizás, quizás,  algún día vuelvan a ganar los buenos. Que así sea. Sa var det.

PD: A punto de cumplirse cincuenta años de su asesinato:  ¿Quién mató a Olof Palme?