Guía básica para entender el proceso de selección de presidente en España

Seguidores del PSOE celebran los resultados de las elecciones del 28-A. / Twitter
Seguidores del PSOE celebran los resultados de las elecciones del 28-A. / Twitter

El sistema electoral en el país europeo es distinto al que usan prácticamente todos en América Latina, por ello, MUNDIARIO presenta una guía para entender qué y quienes votan.

Guía básica para entender el proceso de selección de presidente en España

Las elecciones generales en España se han celebrado el 28 de abril con el triunfo del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) con un total de 28,7% de los votos, 12 puntos más que su más cercano perseguidor, el Partido Popular. No obstante, a diferencia de América Latina, en Europa el triunfo en las urnas es apenas el primer paso para la elección del presidente de Gobierno (en España la jefatura de Estado es del Rey) por ser democracias parlamentarias. Entonces, ¿qué sigue ahora para España una vez celebradas las elecciones? A continuación, una breve guía para entender cómo funciona este proceso:

1- Repartición de escaños

Una vez contabilizados los votos, inicia la repartición de diputados en el Congreso. Obviamente el partido con más votos, en este caso el PSOE, tiene la mayor cantidad de escaños ocupados, seguidos del PP. Los conteos darían unos 123 a los primeros y 66 a los segundos. Posteriormente vienen Ciudadanos, que tendría unos 56 legisladores; Unidas Podemos, con 42, y Vox, el partido de la extrema derecha con 24.

2- Mayoría absoluta

El hecho de que los votos en las urnas no elijan directamente al presidente, no quiere decir que no se conozca quiénes son los candidatos. En efecto, cada partido presenta a quien nominarán a la jefatura de Gobierno, pero para que éste sea investido como tal, su partido debe contar la mayoría absoluta en el Organismo Legislativo.

Por mayoría absoluta se entiende tener con 176 diputados (el Congreso tiene en total espacio para 350). Si el partido ganador no llega a esa cantidad, puede negociar con los demás partidos para que sus diputados se unan a su causa y así, entre dos o más partidos, llegara al numerito mágico.

¿Es esto privilegio del partido ganador? No, cualquier partido puede sentarse a negociar para encumbrar a su nominado, pero obviamente si aparece una agrupación con 130 diputados pues será más fácil para ésta juntar la mayoría que para uno que tenga apenas 100 ó menos.

3- Las negociaciones

Esta parte es tal vez la más divertida para nosotros los medios. Los líderes de las bancadas de los partidos negociadores se reúnen durante múltiples sesiones para llegar a un pacto satisfactorio para todas las bandas. Así las cosas, un partido puede condicionar su apoyo a que el partido de Gobierno les conceda la titularidad de algún o algunos ministerios. También se puede pedir que el partido gobernante acepte incluir algún proyecto legislativo o ejecutivo en la agenda presidencial. La última palabra, no obstante, la tendrá el partido con más diputados, obviamente.

4- Las votaciones

En cuanto el partido de Gobierno ha juntado los apoyos necesarios, es momento de llevar la nominación al pleno del Congreso. Una vez hecho el registro, los diputados pasarán a votar a favor o en contra del candidato en cuestión. Eso sí, antes de la votación se celebra un debate, llamado “debate de investidura”. El debate, a grandes rasgos, sirve para que los partidos de oposición le digan al candidato por qué no es una buena opción. Celebrado el debate se pasa a la primera votación, en donde para ganar se necesita alcanzar una mayoría absoluta en los votos. De ser necesario, se realizará una segunda votación, en donde el candidato ganará si suma más síes que noes, independientemente de cuántos hay en cada opción.

Finalizadas estas votaciones, ahora sí, el presidente de Gobierno es investido por el hemiciclo y el Rey en persona. @mundiario

Guía básica para entender el proceso de selección de presidente en España
Comentarios