La guerra de Ucrania aviva el debate sobre hasta qué punto son democráticos Vox y Podemos

Pedro Sánchez. / Mundiario
Pedro Sánchez. / Mundiario
Pedro Sánchez ha sido claro y rotundo ante el líder de Vox, Santiago Abascal: “Si ustedes gobernasen, sería la muerte de Europa”.
La guerra de Ucrania aviva el debate sobre hasta qué punto son democráticos Vox y Podemos

La guerra de Ucrania, el país invadido por orden del presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha vuelto a avivar el debate sobre hasta qué punto son democráticos partidos como Vox y Podemos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sido claro y rotundo ante el líder de Vox, Santiago Abascal: “Si ustedes gobernasen, sería la muerte de Europa”.

Pedro Sánchez cargó así contra Vox y sus aliados de la extrema derecha continental. Para eso el líder socialdemócrata recurrió a los lazos ahora repentinamente rotos entre la extrema derecha europea y el régimen de Vladimir Putin, y acabó haciendo del líder de Vox parte de la batalla que se libra en el continente: “Europa prevalecerá y usted, Salvini, Le Pen y Putin no se saldrán con la suya”.

Desde la derecha y la extrema derecha le afean a Pedro Sánchez sus acuerdos con partidos a su izquierda e independendistas. Ignacio Sánchez-Cuenca, catedrático de Ciencia Política en la Universidad Carlos III de Madrid, cree que se ha establecido una equivalencia falaz entre Podemos y Vox para justificar alianzas electorales cuando no son lo mismo, ya que las ideas de Podemos no cuestionan la democracia como hace la extrema derecha.

Cada uno de estos partidos representa una opción radical, uno a la izquierda del PSOE, otro a la derecha del PP y son, por tanto, imágenes especulares situadas en los márgenes del espectro ideológico. A favor de esta tesis obran las encuestas de opinión, pues los ciudadanos tienden a situar a Podemos y Vox en los extremos, si bien no hay simetría perfecta: en la escala de 1 a 10 de ideología, a Podemos se le coloca a 1,4 puntos de la extrema izquierda y a Vox a sólo 0,6 puntos de la extrema derecha (según la encuesta postelectoral del CIS de 2019).

Pero, según Sánchez-Cuenca, la simetría entre Podemos y Vox se rompe desde el momento en que se abandona el plano de la ideología y para ir al plano de la democracia. "Los dos partidos, desde luego, se sitúan en posiciones ideológicas más extremas que PP y PSOE, pero lo más importante no es eso, sino si son equivalentes en sus credenciales democráticas. Es ahí donde deja de haber simetría y entra la falsa equivalencia. Es esta falsa equivalencia la que contamina los juicios sobre la legitimidad de las fórmulas de coalición", explicó este catedrático de Ciencia Política en el diario El País.

Vox, Podemos y la democracia

¿Son tanto Vox como Podemos formaciones políticas antidemocráticas? La pregunta se la planteó en MUNDIARIO Adrián Rosales Rodríguez, colaborador de este periódico y licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración, que trabaja como profesor de Geografía e Historia.

Adrián Rosales observa que los detractores de ambas formaciones, especialmente aquellos situados en los extremos, han llevado a cabo una criminalización política de estas dos organizaciones alejadas del centro y, tras un estudio pormenorizado de Podemos y Vox concluye que el resultado global de Podemos es que es un partido democrático, "con algunas limitaciones".

Tras hacer su análisis, también concluye que Podemos es un partido más democrático que Vox. "No obstante, y partiendo de la base de que existen cuatro niveles de democracia-no democracia (dictadura férrea: 0-2,5; dictadura blanda: 2,5-5; democracia limitada: 5-7,5 y democracia plena: 7,5-10), ninguna de las dos organizaciones alcanza el sobresaliente (9/10). En todo caso, conviene subrayar que tampoco ninguno de los dos grandes partidos (PP y PSOE) alcanza dicha cuota de solidez democrática", observa este analista. @mundiario

La guerra de Ucrania aviva el debate sobre hasta qué punto son democráticos Vox y Podemos
Comentarios