La Guardia Civil eleva a 1,9 millones de euros los fondos malversados para el 1-O

Fachada del Tribunal Supremo. / Archivo
Fachada del Tribunal Supremo. / Archivo

Un nuevo informe sostiene que Junts pel Sí pudo usar subvenciones para sufragar gastos de la consulta independentista.

La Guardia Civil eleva a 1,9 millones de euros los fondos malversados para el 1-O

La Guardia Civil ha elevado a 1,9 millones de euros los fondos públicos que la Generalitat de Cataluña supuestamente malversó durante la presidencia de Carles Puigdemont para la organización y celebración del referéndum independentista catalán del 1 de octubre de 2017. El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha levantado el secreto de una pieza centrada en la malversación que mantenía abierta para concretar los detalles del dinero público que supuestamente se invirtió en la preparación y celebración de la consulta declarada ilegal por el Tribunal Constitucional. En marzo el instituto armado ya cifró la supuesta malversación en 1,6 millones.

El informe se conoce un día después de que el juez Llarena requiriera al ministro Cristóbal Montoro la información en la que basa su afirmación de que no se usó dinero público para sufragar la consulta soberanista. En su escrito, según destaca El País, los agentes advierten de que algunas de las cifras que recoge son solamente estimaciones o no hay pruebas de que fueran abonadas. Los casi 300.000 euros de diferencia entre el dinero supuestamente malversado que el juez Pablo Llarena recogió en su auto de procesamiento a los líderes independentistas y el nuevo informe de la Guardia Civil salen de sumar distintas partidas de las que hasta ahora no tenía conocimiento la investigación. El gasto que los agentes tienen más acreditado es el invertido en la participación de observadores internacionales para el referéndum.

Una de las nuevas partidas que los agentes incluyen en su informe corresponde 17.690,20 euros para alquilar el teatro Nacional de Cataluña para la celebración de un acto para incentivar la participación en el referéndum, que fue firmada por el exconsejero de presidencia Jordi Turull, al que Llarena envió a prisión el pasado 23 de marzo. Este dinero, según la investigación, fue abonado por el Grupo Parlamentario Junts pel SÍ y la Guardia Civil cree que este grupo “ha podido emplear dinero procedente de subvenciones públicas” para hacer frente a este pago”. “La organización del acto celebrado en el TNC fue gestionado y abonado por Junts pel Sí, por lo que éste grupo parlamentario ha podido emplear dinero procedente de subvenciones públicas para hacer frente al pago de la presentación del referéndum”, sostiene el documento.

El informe constata también un gasto de 61.879 euros para carteles propagandísticos en los que se llamaba a votar en la consulta independentista. Según los investigadores, fueron encargados por la Generalitat, a través de Antoni Molons Garcia, secretario de Difusión y Atención Ciudadana del Departamento de Presidencia, que supuestamente “utilizó” a Òmnium Cultural “como sociedad interpuesta, para realizar labores relacionadas con la solicitud a empresas de artes gráficas y distribución” de los carteles. Los agentes contabilizan también 40.227,78 de gasto para acondicionar el call center desde donde se pretendía gestionar y centralizar los datos del referéndum, así como para la adquisición de material informático destinado a la consulta y que fue financiada por la Generalitat. El nuevo informe incluye también 60.369 euros de papeletas y sobres interceptados en dos camiones y 651,8 euros de sobres de 56.196 sobres con el nombre de la Generalitat para el reparto a través de Unipost de las designaciones de las mesas electorales.

El juez Pablo Llarena ha requerido al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que le informe “a la mayor brevedad posible” sobre los datos en los que basa su afirmación de que en el referéndum soberanista del 1 de octubre no se emplearon fondos públicos. En una providencia dictada el miércoles, el magistrado del Tribunal Supremo insta a Montoro a que le informe del “soporte objetivo” de sus declaraciones que, según el juez, contradicen las fuentes de prueba que figuran en la instrucción de la causa. @mundiario

La Guardia Civil eleva a 1,9 millones de euros los fondos malversados para el 1-O
Comentarios