Buscar

MUNDIARIO

Guaidó se niega a negociar otra vez con el chavismo bajo la mediación de Noruega

El líder opositor rechaza a la delegación de Oslo que busca entablar un diálogo con el régimen de Nicolás Maduro tras el último intento de colocar al diputado disidente Luis Parra al frente de la Asamblea Nacional. 
Guaidó se niega a negociar otra vez con el chavismo bajo la mediación de Noruega
Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela. RR SS.
Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela. RR SS.

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

La crisis política en Venezuela ha sumado un nuevo capitulo. Una delegación del Reino de Noruega, tal como ocurrió el año pasado, llegará en los próximos días al país sudamericano para tratar de establecer una mesa de negociación entre el régimen de Nicolás Maduro y a la oposición liderada por Juan Guaidó.  Sin embargo, esa propuesta resulta casi inviable.

La semana pasada, el chavismo volvió a forzar su pulso contra la oposición al tratar de colocar al diputado disidente Luis Parra, aliado inesperado de Maduro, como presidente de la Asamblea Nacional. Esa acción buscaba evitar la reelección de Guaidó, quien, finalmente, volvió a ser apoyado como jefe del Parlamento y mandatario encargado de Venezuela. 

Ante la llegada de la delegación noruega, Guaidó ya fijó su posición. “Reiteramos que el proceso de Oslo-Barbados ha sido clausurado y que por lo tanto no vamos a participar en ninguna reunión. Maduro ha impedido toda solución negociada a la crisis venezolana. El régimen al asaltar militarmente la Asamblea, la única institución que goza de legitimidad nacional e internacional, ha demostrado ha demostrado su decisión de bloquear todas las soluciones políticas que la República reclama”, dice un comunicado suyo.

En febrero del 2018, un sector de la oposición y el chavismo buscó negociar una salida a la crisis humanitaria desatada por el régimen de Nicolás Maduro. Así hubo una serie de encuentros en Oslo y en Barbados que finalmente en agosto pasado naufragaron, como los también intentados por el exjefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero con el auspicio de República Dominicana. 

Los representantes de Maduro en las conversaciones de Barbados anunciaron la instalación de una mesa de diálogo paralela que el régimen chavista había iniciado en con un grupo minoritario de la oposición. En ese momento Guaidó reveló la propuesta que su grupo había sometido a discusión en las negociaciones y que planteaba la posibilidad de promover un Gobierno de transición colegiado y la realización de unas elecciones presidenciales, con un nuevo árbitro, en la que no participaran ni Guaidó ni Maduro.

Como sea, Guaidó sigue firme como el líder de la oposición al chavismo. La comunidad internacional le ha dado un respaldo unánime por considerar que la elección de Parra fue ilegítima y antidemocrática. El diputado ha estado involucrado en una trama de corrupción del CLAP —el programa de ayuda alimentaria subsididad— y en una maniobra de sobornos para comprar apoyos que frenaran la reelección de Guaidó. @mundiario