Guaidó apuesta por atraer a los militares descontentos con el régimen de Maduro

Juan Guiadó. / RRSS.
Juan Guiadó, presidente interino de Venezuela. / RR SS.

El presidente interino intenta aprovechar el descontento que existe en la Fuerza Armada para poder provocar una ruptura en el Gobierno chavista que sigue instalado en el poder a pesar de las diferencias que existen entre sus hombres más fuertes.

Guaidó apuesta por atraer a los militares descontentos con el régimen de Maduro

Las Fuerzas Armadas son la clave para intentar encontrar una solución a la crisis que atraviesa Venezuela. Esto lo sabe Juan Guaidó, presidente interino del país, que sigue apostando por atraer a los soldados descontentos hacía su lado. El presidente de la Asamblea Nacional junto a otros rostros fuertes de la oposición, ha apostado por desequilibrar al régimen chavista buscando recobrar el pulso militar del país y demostrando que existe grandes diferencias entre los altos cargos del Gobierno de Nicolás Maduro.

El presidente interino reconocido por más de 50 países llamó a sus simpatizantes a desplegarse durante el fin de semana en los diferentes cuarteles militares del país para intentar sumar personas a la causa. Sin embargo, durante la rueda de prensa ofrecida el viernes, pidió que las acciones fueran estrictamente pacíficas, evitando enfrentarse a los uniformados en caso de que se pusieran violentos.

“No se trata de pasarlo, sino de hablar con los que están ahí. Es entregarles el documento, es invitarlos a que se incorporen a la lucha porque ya sabemos que hay muchos que se quieren incorporar, porque ya sabemos que hay muchos descontentos”, dijo el presidente de la Asamblea Nacional. “De manera pacífica vamos a entregar un documento sencillo, una proclama a las Fuerzas Armadas para que escuchen el llamado de Venezuela, que es posible una transición rápida para producir elecciones libres”, detalló.

Dentro de las Fuerzas Armadas venezolanas hay una gran incertidumbre. Si bien Maduro aun goza del respaldo de los grandes cargos gracias a los beneficios que les ofrece, también es cierto que los bajos cargos apenas ganan unos ocho dólares al mes.

Esta semana fue especialmente movida en Venezuela luego de que Guaidó procediera a liberar a Leopoldo López, fundador de Voluntad Popular y prácticamente su mentor, de su encierro. Para lograr dicho movimiento, el dirigente contó con el respaldo de varios grupos del Ejército, de los cuerpos policiales e incluso del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin). Analistas creen que varios sectores de las Fuerzas Armadas se decidirán cuando comprueben que el chavismo esté por caer y las diferencias de sus propios miembros terminen por jugarles en contra. Solo un día después de la revuelta que generó la liberación de López, Maduro apareció junto a su ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, donde este prácticamente confirmó que si había tenido conversaciones con el Gobierno estadounidense, dejando sorprendido al líder chavista con un gesto que se viralizó en las redes sociales. @mundiario

 

Guaidó apuesta por atraer a los militares descontentos con el régimen de Maduro
Comentarios